Putin le pide al Ejército ucraniano que derroque a Zelenski

25 febrero 2022

El presidente ruso, Vladimir Putin, llamó hoy al Ejército ucraniano a «tomar el poder» en Kiev y derrocar al presidente Volodimir Zelenski y a su entorno, a los que calificó de «pandilla de neonazis y drogadictos», poco después de que un vocero anunciara que Rusia estaba dispuesta a negociar con Ucrania en Minsk y mientras las tropas rusas cercaban Kiev, donde la situación es «amenazante», según alertó el intendente de la capital.

«Tomen el poder entre sus manos. Me parece que será más fácil negociar entre ustedes y yo», lanzó Putin al Ejército ucraniano en una intervención en la televisión rusa, según la agencia de noticias AFP, y afirmó que no combate a unidades del ejército sino a formaciones nacionalistas que se comportan «como terroristas» usando a civiles «como escudos humanos».

El mensaje del líder ruso se conoció esta tarde (hora de Moscú) luego de que reportes militares de los dos países admitieran que el segundo día de la invasión de Rusia a Ucrania se había iniciado con al menos dos fuertes explosiones en el centro de la capital, Kiev, con edificios civiles afectados.

Pero mientras levantaba la tensión con su llamado a los militares ucranianos, Putin dejaba también trascender que Rusia está dispuesta a negociar con las autoridades ucranianas si el país vecino «depone las armas», luego de un ofrecimiento al diálogo hecho por Zelenski.

«En respuesta a la propuesta de Zelenski, Vladimir Putin está listo para enviar a Minsk una delegación rusa a nivel de representantes de los Ministerios de Defensa y de Exteriores y la Administración presidencial para celebrar negociaciones con la delegación ucraniana», dijo el portavoz Dmitri Peskov ante la prensa, según la agencia de noticias Sputnik.

Sin embargo, el vocero de la diplomacia estadounidense, Ned Price, calificó a la oferta de negociaciones rusa de «poco seria».

«Vemos que Moscú sugiere que la diplomacia se lleve a cabo a punta de pistola, cuando las bombas, los disparos de mortero y la artillería de Moscú apuntan a los civiles», dijo.

En tanto, las dilaciones a la hora de emprender las negociaciones eran tomadas por Moscú como un recurso de Ucrania para desplegar lanzacohetes múltiples en barrios residenciales.

«La pausa continúa un largo tiempo. Desafortunadamente, esa pausa va acompañada de que en ciudades grandes (…) los elementos nacionalistas efectúan el despliegue de lanzacohetes múltiples en barrios residenciales, incluido Kiev», dijo Peskov.

A su vez, el papa Francisco buscaba también aportar una posibilidad de apoyar cualquier instancia de negociación en una visita que hizo al mediodía al embajador ruso ante el Vaticano, Alexander Avdeev, según confirmó Télam en exclusiva.

Por su parte, el presidente chino, Xi Jinping, habló hoy con Putin para decirle que el gigante asiático «apoya a Rusia en la resolución (del conflicto) a través de negociaciones con Ucrania», recogió la televisión estatal CCTV durante un resumen de la llamada telefónica de ambos líderes.

Ante el avance de la ofensiva rusa, la OTAN confirmó que estaba reforzando sus defensas en el flanco este con soldados y medios aéreos de la llamada Fuerza de Respuesta.

Hasta el momento la invasión ya contabiliza más de 100 muertos y unos 100.000 desplazados ucranianos, mientras que fuentes del Ejército defensor afirman que unos 800 soldados rusos fueron abatidos desde el inicio de la invasión, en la madrugada de ayer.

Las fuerzas militares rusas estrechaban hoy su cerco sobre Kiev, en cuyos barrios ya se registraron combates y hasta hubo un ataque con misiles a la madrugada.

Mientras las autoridades aseguraban «hacer todo lo posible» para resistir, pedían a sus habitantes que tomen las armas y clamaban por más sanciones internacionales contra Moscú.

Según Zelenski, las zonas de civiles se han convertido en blanco y su país se siente «solo» ante una comunidad internacional que no ha reaccionado con la suficiente firmeza.

El mandatario ucraniano difundió hoy un breve video para mostrar que permanece en Kiev «defendiendo» a su país frente al avance de las tropas rusas, en lo que parece una respuesta a algunas versiones que hablaban de su salida del territorio nacional.

Francia, a través de su canciller Jean-Yves Le Drian, se ofreció a «ayudar si fuera necesario» a Zelenski, cuya «seguridad» consideró una prioridad en plena ofensiva rusa en Ucrania.

Las tropas rusas se acercaban a Kiev desde el noroeste y el este, informó el ejército ucraniano, mientras el Ministerio de Defensa aseguró que hay combates en un vecindario del norte de la ciudad, llamado Obolon.

El alcalde de la ciudad, Vitaliy Klitschko, reconoció que la situación en la capital «sin exagerar, es amenazante» y consideró que la madrugada de este sábado será «muy difícil» porque las tropas rusas están «cerca» de la ciudad de tres millones de habitantes, según reportó la agencia de noticias ucraniana Unian.

En un mensaje de Telegram, Klitschko alertó que cinco explosiones se produjeron esta noche en los alrededores de una planta de energía, ubicada en las afueras del este de la capital, sin brindar información sobre el origen de las mismas.

Mientras tanto, la población vive escenas de pánico y ya sufre la falta de artículos de primera necesidad en los pocos comercios a los que van de manera furtiva antes de volver a esconderse en algún sótano.

Elena Guerasimiuk, una ucraniana que reside en la ciudad sureña de Kherson, aseguró hoy en diálogo con Télam que vivía «una pesadilla».

«Nunca nadie pensaba que iba a pasar esto, es como una pesadilla, como en las películas de terror, como en la guerra», aseguró Elena, de 42 años, que tiene un bebé de siete meses y una hija de 16 años que nació en la Argentina.

Aunque la Intelegencia estadounidense había advertido hoy de una posible caída de Kiev «en los próximos días», un alto funcionario de defensa de Washington señaló posteriormente que la invasión rusa sobre Ucrania perdió fuerza ante la resistencia local por aire y tierra «que es mayor a la que se esperaban».

«Su impulso, particularmente en lo que respecta a Kiev, se desaceleró en las últimas 24 horas», dijo el funcionario, citado por la agencia de noticias AFP. (TELAM)

Deja una respuesta