Desarticulan maniobras fraudulentas con más de 4.710 toneladas de granos

28 febrero 2022

La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) desarticuló la comercialización abusiva sin avales correspondientes de más de 4.710 toneladas de granos en las provincias de Córdoba, Entre Ríos, Corrientes, Chaco, Buenos Aires, Tucumán y Mendoza.

Los productos que fueron identificados en infracción a lo largo del último mes son principalmente soja, trigo, maíz, maíz partido, pero también se hallaron irregularidades en la comercialización de azúcar, avena, alpiste, ajo y semillas para cultivo de pasto forrajero (rye grass).

En Colombres, Tucumán, se detectó que un contribuyente que no tenía capacidad operativa y económica, intentaba exportar a Chile más de 54 toneladas de azúcar.

A lo largo de los últimos 30 días, los operativos llevados a cabo en el marco de las tareas de fiscalización de la AFIP desarticularon maniobras de evasión por más de 4.710 toneladas de mercadería, equivalentes a más de 158 granos con acoplado, de los cuales la soja representó más del 65% de los granos detectados en infracción (3.179 toneladas), indicó el organismo en un comunicado.

Entre los principales operativos, la Dirección General Impositiva (DGI) interdictó 1.266 toneladas de soja en Concepción del Uruguay, Entre Ríos, tras identificar que una firma no contaba con capacidad operativa, económica y financiera, además de estar incluida en la base de datos de contribuyentes no confiables de la AFIP.

Asimismo, un procedimiento llevado a cabo en un puesto de control de Gendarmería Nacional en Villa Olivari, Corrientes, permitió detectar 270 toneladas de soja, 120 de maíz y 90 de maíz partido a granel que eran transportadas en 16 camiones con destino a la provincia de Misiones.

Por otra parte, siete operativos que se llevaron a cabo en controles en las rutas de Chaco y Corrientes dieron como resultado la interdicción de 1.130 toneladas de soja, 90 de maíz y 30 de maíz partido.

También se interdictaron 127 toneladas de trigo en la planta de acopio de un establecimiento que se dedica a la elaboración de alimento balanceado y tras las tareas de control documental, de registro y de la mercadería, la DGI detectó que el stock era mayor al declarado, además de no contar con la documentación que respalde la tenencia de la mercadería.

En ese mismo lugar se identificó la salida de 84 toneladas de maíz y de 71,50 toneladas de trigo pan que no contaban con la correspondiente documentación para acreditar los movimientos de salida de la mercadería o su incorporación a algún proceso productivo de la empresa.

En Villa María, se encontraron 90 toneladas que estaban depositadas en un molino harinero sin la documentación respaldatoria, por lo cual la empresa en cuestión además está siendo investigada por la AFIP como usina de facturas apócrifas.

En Mendoza, en el puerto terrestre se realizó la interdicción de 145 toneladas de maíz partido a granel que iban a ser exportados a Chile; en un depósito fiscal en la ciudad de Córdoba se secuestraron más de 28 toneladas de maíz partido que pretendía ser exportado a Uruguay tras analizar que la titularidad del grano se encontraba en cabeza de un contribuyente apócrifo; y en Clorinda, Formosa, en un depósito fiscal se interdictaron 120 toneladas de maíz partido que iban a ser exportados a Paraguay, sin la documentación respaldatoria correspondiente.

En Olavarría, provincia de Buenos Aires, se interdictaron poco más de 26 toneladas de alpiste, 27 toneladas de Rye Grass (semilla para cultivo de pasto forrajero) y 46 toneladas de avena, equivalentes a la carga de tres camiones. (TELAM)

Deja una respuesta