Violento motín en la comisaría Tercera de San Miguel de Tucumán

0

A raíz de la muerte de un detenido, los presos desencadenaron una protesta, quemando colchones y rompiendo una reja. La Comisaría Tercera de San Miguel de Tucumán fue escenario de un violento motín. El comisario principal, Rubén Artaza, relató los hechos que llevaron al descontrol en la instalación policial.

Aproximadamente a las 23.45, el segundo jefe de la comisaría, Emilio Jesús Peres, recibió una llamado desde el interior de uno de los calabozos. Los detenidos alertaban sobre una emergencia y pedían auxilio. De inmediato, el cuartelero, encargado de la custodia de los detenidos, acompañado por Peres, ingresó a la celda en cuestión y se encontraron con una persona desvanecida.

Ante la grave situación, contó Artaza, se requirió asistencia médica a través del número de emergencia 107. Sin embargo, la ambulancia no llegó a tiempo y la víctima continuaba sin responder a los primeros auxilios. “El subcomisario tomó la decisión de trasladar al detenido en un vehículo policial hacia el Hospital Padilla. Lamentablemente, los esfuerzos médicos no fueron suficientes para salvar al detenido y se confirmó su fallecimiento en el hospital”, dijo.

Los internos de la comisaría tomaron conocimiento de lo sucedido, desencadenando un motín en el centro de detención. “Tenían puntas carcelarias, prendieron fuego colchones y sacaron una reja”, afirmó el comisario y aseguró que gracias a la intervención de Unidades Especiales como División Patrulla Motorizada, División Patrulleros, Guardia de Infantería y Cuerpo Especial de Rescate y Operaciones (CERO),  finalmente lograron contener a los detenidos y controlar la situación.

«Se utilizó fuerza no letal para la contención de los detenidos, de forma que cause el menor daño posible», comentó Peres a su turno quien confirmó que no hubo fugas.

Y añadió: “el accionar de los detenidos atentaban contra su propia vida porque al quemar el colchón en el ámbito en el que están contenidos puede generar asfixia y quemaduras”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *