Marcharon en Tucumán para rechazar la «Ley contra los motochorros»

2 junio 2020

Una caravana de motociclistas (foto ilustrativa) marcharon hoy por las calles de la capital tucumana en rechazo a la denominada «Ley contra los motochorros», iniciativa que consideran «inconstitucional» y que «atenta contra los ciudadanos, en lugar de combatir la delincuencia» en la provincia, según expresaron sus organizadores.

«Andar en moto no te hace un delincuente», fue la consigna de la convocatoria de la protesta que reunió a los motociclistas que rechazan la norma porque afecta a los tucumanos que «día a día circulan en sus motos para ir a trabajar o para trasladarse hacia algún lado».

La ley sancionada la semana pasada por el poder Legislativo establece una serie de restricciones en la circulación de esos vehículos, como el impedimento para que viajen dos adultos en un único rodado, exceptuando a los que tengan relación de parentesco, quienes deberán tramitar un permiso especial de la policía para poder circular.

Además, dispone una serie de medidas para multiplicar y endurecer los controles viales, gracias a la participación de agentes de las fuerzas de seguridad y de funcionarios del Ministerio Público Fiscal.

Tras ser aprobada por la legislatura provincial, ahora debe ser promulgada por el gobernador Juan Manzur y publicada en el Boletín Oficial para que entre en vigencia.

«Nos parece es una fantochada porque hicieron todo mal». se quejó Hernán Lobo, representante de la Asociación de Motociclistas de Argentina, quien sostuvo que los legisladores «se aprovecharon de la cuarentena, porque nadie alcanzó a reaccionar a tiempo y no consultaron a los usuarios de las motos».

Por su parte, Pedro Albornoz Piossek, ex concejal de Yerba Buena, uno de los que convocó la caravana, sostuvo que «esta no es una ley contra los motochorros, sino contra los ciudadanos porque lo que están haciendo es criminalizar a todos los que andan en moto, además de no respetar la Constitución Nacional que garantiza la libre circulación de las personas».

En Tucumán unas 400.000 personas usan las motos «para trabajar o llevar a sus hijos a la escuela y no para delinquir ni para matar», indicó Albornoz Piossek, quien considera que los legisladores «están dando manotazos de ahogados porque no pueden controlar la ola de inseguridad que se sufre la provincia». (TELAM)

Deja una respuesta