Golpe de Estado en Gabón

Un grupo de militares derrocó hoy al presidente de Gabón, Ali Bongo, después de que se diera a conocer que había sido reelecto en unos polémicos comicios celebrados el sábado pasado, y lo puso «bajo arresto domiciliario».

«El presidente Ali Bongo se encuentra bajo arresto domiciliario, rodeado de su familia y sus médicos», dijo un comunicado leído en la televisión estatal por los militares de la «Comisión para la denominada Transición y la Restauración de las Instituciones» (CTRI), citó la agencia de noticias AFP.

Después del anuncio oficial de anoche de la victoria de Bongo en los comicios del sábado con el 64,27% de los votos, 12 militares aparecieron en televisión para anunciar la «anulación de las elecciones y los resultados manipulados», y la disolución de «todas las instituciones del país: el gobierno, el Senado, la Asamblea Nacional y el Tribunal Constitucional».

Tras advertir que un «deterioro continuo de la cohesión social» amenazaba con «llevar al país al caos», los militares indicaron que decidieron «defender la paz poniendo fin al régimen actual».

Entre los militares, había miembros de la Guardia Republicana (GR), la guardia pretoriana de la presidencia, reconocibles por sus boinas verdes, además de soldados del ejército regular y miembros de la policía.

Los militares nombraron como líder de la «transición» al jefe de la GR, el general Brice Oligui Nguema, quien fue llevado triunfante por cientos de soldados, según imágenes difundidas por televisión.

La duración de esa «transición» no fue precisada de momento.

Asimismo, los militares anunciaron que las fronteras del país permanecerán «cerradas hasta nueva orden».

También fueron detenidos altos funcionarios del régimen, consejeros de la presidencia y los dos principales responsables del poderoso Partido Democrático Gabonés (PDG).

Durante la jornada, numerosos habitantes salieron a las calles de Libreville, la capital de Gabón, un país ubicado en África central, a apoyar a los militares y su acción sediciosa.

En una entrevista con el diario francés Le Monde difundida durante la tarde, el general Nguema dijo que Bongo, de 64 años y que estaba hace 14 años en el poder, «fue apartado» y que «goza de todos sus derechos», citó la agencia francesa.

Por su parte, Bongo hizo hoy un llamado a que la comunidad internacional «haga ruido», tras el golpe de Estado.

«Soy Ali Bongo Odimba, presidente de Gabón. Envío un mensaje a todos los amigos que tenemos en el mundo para que hagan ruido», dijo en un video que circulaba por redes sociales, según informó la agencia de noticias Europa Press.

Noureddin Bongo Valentin, hijo y estrecho colaborador del jefe del Estado; Ian Ghislain Ngoulou, jefe de gabinete, y otros funcionarios del gobierno, así como los números uno y dos del Partido Democrático Gabonés (PDG) de Bongo, también «fueron detenidos», dijo un coronel del Ejército.

«Han sido detenidos por ‘alta traición a las instituciones del Estado, malversación masiva de fondos públicos, malversación financiera internacional en banda organizada (…), corrupción activa y tráfico de drogas'», precisó.

Las reacciones internacionales no se hicieron esperar.

El secretario general de la ONU, António Guterres, «condena firmemente el intento de golpe de Estado en curso» en Gabón, declaró su vocero Stéphane Dujarric, y pidió a todos los actores «contención» y «diálogo».

La Unión Africana condenó «con firmeza» lo que describió como un intento de golpe de Estado.

China llamó a «garantizar la seguridad de Ali Bongo» y Rusia expresó su «profunda preocupación».

Francia, antigua potencia colonial y con intereses en los sectores del petróleo y el manganeso en este país africano, «condenó el golpe militar en curso».

Por su lado, Estados Unidos dijo estar siguiendo de cerca la situación, que calificó de «profundamente preocupante».

Ali Bongo se presentó el sábado a un tercer mandato de cinco años. Los comicios agruparon elecciones presidenciales, legislativas y municipales.

Según los resultados dados a conocer por el Centro Gabonés de Elecciones (CGE), el principal rival de Bongo, Albert Ondo Ossa, alcanzó 30,77% de los votos.

Ondo, de 69 años, había denunciado «fraudes orquestados por el bando de Bongo» dos horas antes del cierre de la votación, y se adjudicó la victoria.

La elección se celebró sin la presencia de observadores internacionales.

Los resultados oficiales de la votación fueron divulgados de madrugada, en pleno toque de queda nocturno y con internet cortado en todo el país, medidas impuestas por el gobierno antes del cierre de urnas el sábado para evitar la difusión «de noticias falsas» y posibles «actos de violencia».

Hasta este golpe de Estado, el rico país petrolero de África central estaba dirigido desde hace más de 55 años por la familia Bongo.

Ali ocupó la presidencia desde 2009, tras la muerte de su padre, Omar Bongo, quien, a su vez estaba en el poder desde 1967, solo seis después de la independencia de Gabón.

En 2018, Ali Bogo sufrió un infarto cerebral que lo apartó durante casi un año de la esfera pública, aunque se negó a renunciar. Apenas unos meses después, en enero de 2019, un grupo de militares protagonizó una asonada que fue desarticulada por las autoridades. (TELAM)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *