Sáenz afirmó que insistirá en «bloquear y blindar las fronteras” para cuidar la salud

19 junio 2020

El gobernador de Salta, Gustavo Sáenz, aseguró hoy que insistirá en “bloquear y blindar las fronteras”, para poder “garantizar la salud de los salteños”, en el marco de las complicaciones que viven localidades bolivianas como Yacuiba por el coronavirus.

“Vamos a insistir hasta el final para bloquear y blindar las fronteras, para poder garantizar la salud de los salteños”, expresó el mandatario salteño, al hacer un balance de su visita por el norte provincial, donde recorrió obras, entre otras actividades.

Sáenz mencionó que en su recorrido por el norte provincial «verificó y supervisó» los pozos de agua que realizan en el hospital Juan Domingo Perón, de Tartagal, para «mejorar la situación» del establecimiento sanitario.

Relató que luego de visitar Tartagal, se trasladaron a Salvador Mazza, municipio que también le preocupa a la gobernación, por ser zona fronteriza.

El gobernador explicó que Salta tiene la característica de “ser una provincia que limita con tres países y seis provincias”, lo que en momentos de pandemia requiere de «mayores controles» para poder «garantizar la salud» de los salteños.

Por eso, dijo, pidió al presidente Alberto Fernández, que los acompañen «como lo vienen haciendo, a través de Gendarmería», que se suma a la policía provincial.

Sáenz asumió que de todos modos «no es suficiente” el control y le pidió a la Nación la presencia del Ejército en la frontera de Salta con Bolivia, porque «son muy extensas» y «hay muchos pasos clandestinos».

«La situación es alarmante en Bolivia, donde ha colapsado el sistema de salud, y siempre los bolivianos han venido a atenderse a nuestro país porque les brinda atención gratuita. Entonces esto nos preocupa y nos pone en una situación de alerta”, afirmó.

El gobernador sostuvo que en la provincia han logrado “tener una situación epidemiológica y sanitaria muy buena» gracias a «la responsabilidad de la mayoría de los salteños y a las medidas tomadas a tiempo por el gobierno» y advirtió que el aumento en los riesgos de contagio «recién empieza”.

En ese marco, coincidió con el presidente Alberto Fernández en la necesidad de “lograr ese difícil equilibrio entre lo que es la salud y la economía, para que todos puedan trabajar”.

Asimismo, apeló a la “responsabilidad individual y colectiva” e informó que la provincia realiza «controles en comercios, restaurantes y bares» porque «muchos no entienden que esto todavía no terminó».

«Estamos en el medio de la pandemia, entrando al invierno, que es el peor momento, y es por eso que les pido de todo corazón, que se cuiden”, dijo el mandatario provincial.

“Es fundamental en estas tres, cuatro semanas que se quedan en casa y que se cuiden muchísimo, porque lo que hoy hemos logrado con mucho esfuerzo, mañana puede cambiar”, dijo y advirtió: “No me va a temblar el pulso para volver atrás si se pone en peligro la salud y la vida de los salteños”. (TELAM)

Deja una respuesta