«Es de tonto ser optimista»

27 septiembre 2020

Sucede que la pandemia se adueño del 2020. El encierro nos condiciona y el miedo nos anestesia.
La nueva normalidad, es todo lo contrario: poco tiene de novedosa y muchos menos de normal. Mientras tanto, las miserias humanas, los sultanismos, y la falta de empatía gobiernan en las oficinas públicas, en las colas de bancos, en las puertas de los hospitales y lo peor de todo, en la mente de quienes gobiernan.

por Néstor Luna – Director


Jaldo no es Massa
El 24 de septiembre, mientras los políticos tucumanos desplegaban sus armas comunicaciones de efemérides en las redes sociales, y no había procesiones, carreras de turf, ni mucho menos acto de cierre de la Expo Tucumán; un diputado nacional de Salta (nacido en Buenos Aires) se robaba el protagonismo mediático por ser demasiado «fogoso» con su nueva asesora-pareja. Lo que podría haber sido un acto íntimo quedó filmado y expuesto con el final por todos conocidos. Sergio Massa presidente de la Cámara de Diputados en 8 horas le puso fin al mandato de Juan Ameri.
En Tucumán, existe una denuncia del 5 de junio contra Ricardo Bussi por abuso sexual, que según la denunciante, habría sido perpetrado en el despacho del legislador en el propio edificio parlamentario. Obviamente no hubo zoom y Osvaldo Jaldo no es Sergio Massa… Y como denunció Enrique Pedicone que dijo el vocal de la Corte Daniel Leiva en la grabación que está en poder de la Justicia: «…la verdad es que yo ni la entiendo a la causa es una cosa que es entre chuparle el pingo y cuentas bancarias…»
Bussi y algunos más no corrieron la mala suerte de Ameri, no hay filmaciones…


La Pandemia del silencio
La abanderada de la estrategia es la vicepresidenta Cristina Fernández viuda de Kirchner. Un relevamiento en su red social preferida Twitter, plataforma elegida y varias veces usadas para comunicar cuestiones de estado y judiciales, la ex presidenta sólo escribió coronavirus o covid-19 menos de una decena de veces. Es como si en su mundo no existiera la pandemia que ya se cobró más de 15 mil muertos en la Argentina. Algo similar ocurre con varios politicos comarcanos que prefieren saludar por la efemeride de turno o visitar alguna obra insignificante, antes que enfrentar la crisis sanitaria. Mientras su silencio aturde, las interminables filas de personas en hospitales y Caps que esperan ser hisopados desnuda la desidia del sistema que ellos deberían administar.


CREO sin H
Hace más de una década en la ciudad de Yerba Buena nacía el partido municipal Compromiso – Responsabilidad – Honestidad (CREHO) eran tiempos donde dirigía al municipio Roberto Martínez Zavalía. El 24 de setiembre de este año se presentó en sociedad un nuevo CREO (de dogma y no de sigla) también con la presencia de Martínez Zavalía, esta vez junto a Sebastián Murga, ambos tienen en común haber ocupado la presidencia de la Sociedad Rural de Tucumán al igual que José Manuel Paz (ex candidato a vice gobernador junto a Silvia Elías de Pérez). La nueva fuerza política busca ocupar un espacio en el arco opositor comarcano.


Los vivos y los muertos
En la semana que culmina otra vez las excepciones sobrevolaron la ciudad de Yerba Buena. A la interminable historia que tiene más capítulos que un culebrón mexicano, se le sumó un viejo solicitador de excepciones: el Cementerio San Agustín.
Esta vez la empresa que concesiona el cementerio solicito ampliar 2.500 tumbas sin apto ambiental, ratificando un convenio que caduco en 2013, según manifestaron los vecinos. Lo cierto es que la presión ejercida por los propietarios de los barrios colindantes hicieron retrotraer la medida al intendente Mariano Campero, pero trascendió de sus colaboradores, que se trataba de un pedido del gobierno provincial a través del Comite Operativo de Emergencia (COE) para ampliar la capacidad en los diferentes cementerios de la provincia. Todo un síntoma de los días por venir…


Lejos de la realidad, esa que padecemos muchos, la grieta sigue siendo un buen negocio para unos cuantos. En este país del zoom erótico, de las internas palaciegas de cartón, de las conducciones bicéfalas, todo transcurre con una sociedad dividida entre los que cobran todos los meses su sueldo y los que necesitan salir a trabajar para poder tener un sustento.
El año lectivo está perdido y las propias autoridades de Educación provincial reconocen en off de récord que no hay certezas que 2021 comience en marzo. El politólogo Gustavo Marangoni en una entrevista en Radio Q, dejó una sentencia que alarma: «A muchos jóvenes los perdimos del sistema educativo», alertando lo difícil que será reinsertar a nuestros jóvenes vulnerables a un sistema que no los contiene.


Tiempos difíciles si los hay… Como sentenció en «Cuentos Chinos» el sociólogo Carlos Fara, por estos días «es de tonto ser optimista»…

Deja una respuesta