Chubut necesita más de $10.000 millones para pagar los salarios a estatales

2 junio 2020

El ministro de Economía de Chubut, Oscar Antonena, aseguró hoy que el gobierno provincial necesitará «más de 10.000 millones de pesos para ponerse al día con los empleados públicos si se cuenta lo que se debe de marzo, más la masa salarial de abril y la de mayo que vence ahora».

Así lo expresó en declaraciones formuladas a Télam luego de que ayer la

Asociación del Personal Legislativo (Apel) denunciara que el gobierno provincial adeudaba aún el pago de parte de los salarios de marzo de los trabajadores de la administración pública de «cuarto rango», que cobran los haberes más altos, y que los del «primer rango», con sueldos menores a 40.000 pesos, había cobrado por última vez el 24 de abril.

En este sentido, el ministro explicó que son «más de 10.000 millones de pesos» los que la gestión chubutense necesita para poder afrontar los pagos que adeuda a los trabajadores del Estado provincial .

La cuenta surge de sumar los 600 millones que se les debe a los empleados y empleadas del llamado «cuarto rango» que perciben más de 150.000 pesos correspondientes a marzo, más las masas salariales completas de abril y mayo, de 4.900 millones cada una, que se les adeuda a la totalidad de los agentes públicos chubutenses.

«Y eso sin contar el aguinaldo que también tiene que estar previsto, con todos esos números harán falta más de 12.800 millones este mes para cumplir con los trabajadores estatales», explicó a Télam el ministro.

Esta provincia patagónica paga cerca de 65.000 sueldos entre activos y pasivos, con «un promedio salarial de 75.000 pesos», explicó el funcionario.

El déficit se ubica en los 23.000 millones de pesos anuales, y como no llega a pagarse la totalidad de la masa salarial se recurre -al menos una vez por trimestre- a la colocación de Letras del Tesoro, detalló.

Pero el mayor peso es la deuda externa, estimada en 900 millones de dólares, que Chubut intenta «reperfilar» para lograr más plazo en la devolución y discutir la tasa de interés, para lo cual designó como negociador al banco suizo UBS.

En tanto, los sectores sindicales chubutenses consideran que «el problema no está en el gasto sino en los ingresos», y por eso proponen un impuesto extraordinario a las grandes riquezas.

«Eso quizá no solucione todo el problema, pero ayudará porque de esa manera los terratenientes se sumarán al enorme esfuerzo que estamos haciendo los trabajadores para salir de la crisis», dijo en diálogo con Télam el secretario general del gremio docente, Santiago Goodman.

En este contexto, resultaba hoy vital para la gestión provincial poder avanzar con una ley en la Legislatura que avale el endeudamiento, instancia para la que se requería que el gremio legislativo levantara el paro de actividades que viene desarrollando en reclamo del pago completo de haberes. (TELAM)

Deja una respuesta