Avanza la cosecha de la soja en Tucumán

23 mayo 2019

El monitoreo de eficiencia de cosecha en la provincia, realizado entre el 15 y 17 de mayo por un equipo a cargo del Ing. Agr. Ricardo Rodríguez del INTA Famaillá, determinó que la zona Este (Cruz Alta, Burruyacú, Leales) registra un avance cercano al 75% de la superficie implantada, equivalente a 103.500 ha, restando cosechar aún 40.000 ha. Los rendimientos promedio intra lote oscilan entre 2.900 y 3.600 kg/ha. Los materiales que se están cosechando corresponden al ciclo VIII largos.

Si bien la tolerancia de pérdidas se encuentra dentro de lo permitido (80kg/ha totales), se deben corregir aquellas producidas por cola de la máquina en este último tramo de la cosecha mediante el ajuste y calibración de la trilla en los diversos sistemas axiles y convencionales del equipo, que repercuten con valores de 7 a 10% de grano partido. 

Considerando que los materiales se encuentran aptos para la trilla hace más de 30 días y ésta se viene retrasando por las condiciones de tiempo, nos encontramos con un grano que baja bruscamente su humedad hasta el 11% durante el mediodía (entre las 12 y 15 hs), volviéndolo susceptible al quiebre durante la operación de trilla. Por esto, es importante monitorear permanentemente las pérdidas por cola para calibrar el equipo en tiempo real y minimizar las pérdidas. Cuando la humedad del grano sea muy baja (11-12%), se debe ajustar entre 580 y 650 las rpm del sistema de trilla y adecuar el distanciamiento entre el cóncavo y cilindro para cuidar la integridad del grano, especialmente cuando la intención es guardarlo en bolsas plásticas como almacenamiento transitorio o como material genético (semilla) para la próxima campaña.

Con respecto a las pérdidas por plataforma, es necesario tener en cuenta que las fluctuaciones y rangos de amplitudes térmicas ambientales influirán tanto en la humedad de la vaina como en el grano que se encuentra adentro, haciéndolos susceptibles a la dehiscencia natural y al mínimo contacto con el sistema de corte de las barras en la plataforma y el molinete. Por lo tanto, se deben determinar dichas pérdidas y verificar el estado de las pérdidas de precosecha antes del ingreso de la máquina. Esto permitirá determinar dirección de la cosecha, velocidad de avance, altura y posición del molinete, dientes y velocidad de giro en relación al avance para minimizar la agresión con respecto al corte y recolección de las plantas, además de controlar las pérdidas de plataforma o desgrane.

En el caso de la zona Sur de Tucumán (La Cocha y Graneros), el avance de cosecha es del 55% de su superficie, unas 30.300 ha, restando cosechar 25.000 ha a la fecha. Los rendimientos promedio en lote se encuentran entre los 3.000 y 3.400 kg/ha, finalizando ya con materiales de grupos VII e iniciando trilla con los ciclos VIII.   

Deja una respuesta