Romano Norri advirtió que los cambios en el Ejecutivo y en la Justicia afectarán la seguridad pública

Tucumán

El legislador radical calificó de grave error institucional a la designación de Edmundo Jiménez como Ministro Fiscal de la Corte Suprema de Justicia.

 

El legislador Federico Romano Norri (UCR) utilizó una cita de Montesquieu, en el Espíritu de las Leyes, para cuestionar la designación de Edmundo Jiménez como nuevo Ministro Fiscal de la Corte Suprema de Justicia. Según el parlamentario, se trata de un grave error institucional que tendrá consecuencias directas en la vida de todos los tucumanos.

“Decía Montesquieu que cuando los poderes legislativo y ejecutivo se hallarán reunidos en una misma persona o corporación, entonces no habría libertad. Así sucedería también cuando el poder judicial no estuviese separados del poder legislativo y del ejecutivo. La reflexión es tan vigente hoy como hace más de dos siglos.”, planteó el radical durante el período de Manifestaciones Generales en la sesión legislativa en la que también se aprobó la unificación de los ministerios de Seguridad y de Gobierno.

Según Romano Norri, nominar a una persona tan ligada y comprometida con la actual gestión es un error político que condiciona la suerte de las instituciones republicanas de la provincia. “Defendemos y clamamos por la independencia judicial que acaba de sufrir un nuevo golpe. No estamos cuestionando a la persona del ministro de Gobierno. Lo que estamos poniendo en tela de juicio es una decisión institucional que lleva a poner como jefe de los fiscales penales, como titular del ministerio público, a un hombre tan ligado a la política y al oficialismo. Sin dudas que la decisión es un paso atrás para la república que está fundada en el principio de la división de poderes como concepto madre para su organización institucional”, sostuvo el legislador.

El radical se preguntó si el Gobierno habrá tomado nota que la inseguridad que golpea a todos los tucumanos tiene relación la legitimidad e independencia d el jefe de los fiscales penales. “Nosotros creemos que la decisión de nombrar a un funcionario del Poder Ejecutivo, al ministro político como lo llamaban lo viejos cronistas, es también un decisión que afecta a la política criminal y que impacta directamente en la sensación de impunidad con la que hoy se mueven muchos delincuentes. Es una grave equivocación”, concluyó.

 

Deja un comentario