Policías, manifestantes, gases lacrimógenos y disturbios en el subte de San Pablo

Mundo

Efectivos de choque de la policía militar (PM) de Sao Paulo dispersaron hoy con gases lacrimógenos a un centenar de manifestantes que apoyan la huelga de empleados del metro, cuando faltan a tres días para la inauguración del Mundial de fútbol .

 Los manifestantes habían bloqueado desde las 6 de la mañana la circulación de una avenida central de la capital financiera de Brasil prendiendo fuego tachos de basura. La policía reprimió para dispersarlos y liberar el paso a los automovilistas.

Hace cinco días que se inició una huelga en reclamo de un aumento salarial de 12,2% por los empleados del Metro de Sao Paulo, que será escenario de la inauguración del Mundial.

La noche del domingo se votó la continuación de la huelga, pocas horas después de que el Tribunal del Trabajo regional de Sao Paulo fallara la ilegalidad de la paralización y ordenara al sindicato a poner fin a la medida.

La justicia laboral impuso al sindicato una multa diaria de unos 227 mil dólares a partir del domingo si los trabajadores no retomaban sus labores y manitene la ya impuesta de 45 mil dólares que rige desde el comienzo de la huelga.

El presidente del sindicato Altino Mello dos Prazeres dijo a la AFP que la PM había cerrado la estación central del Metro de Ana Rosa tras la instalación de 70 piquetes de huelga para impedir el ingreso de los trabajadores, y que habían verificado la identidad de los huelguistas.

“No creo que el gobierno quiera a echar a perder la Copa del Mundo”, dijo el líder sindical, al ser consultado sobre la continuación de las negociaciones con la dirección del Metro.

“Yo protesto por mis derechos. No hay acuerdo, solo bombas y represión”, dijo a la AFP Wesley Andreson, de 23 años, que trabaja en el servicio de información de la línea 2.

El metro de Sao Paulo transporta cada día a 4,5 millones de personas y es fundamental para llegar al estadio Arena Corinthians, donde este jueves tendrá lugar la ceremonia de apertura del Mundial y Brasil y Croacia disputarán el primer partido.

La paralización del metro se enmarca en una serie de protestas y huelgas que han sacudido el país en las últimas semanas al acercarse el Mundial, protagonizadas por conductores de autobús, policías, vigilantes de bancos o profesores.

 

Comparte en ...Share on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Google+
Google+
0

Deja un comentario