La Moda Hipster y el Trasplante de Barba

Tucumán

Una nueva cultura urbana llegó y parece que para quedarse un buen rato: los hipsters. Esta nueva tendencia está representada por jóvenes en su mayoría de entre 20 y 35 años, quienes se muestran con pensamiento independiente, intentando apartarse de las modas del momento, vistiendo y escuchando música no comercial.

Ya los vemos por los nuevos destinos cosmopolitas en las ciudades hasta en las selfies de las redes sociales. Su vestimenta se basa en una perfecta combinación entre prendas vintage y modernas. Además, lucen sus lentes de pasta estilo Wayfarer y no salen a la vida sin sus gadgets de última generación.

En el caso de los hombres, vemos que se dejan crecer el vello facial como símbolo de modernidad y virilidad. Una barba larga, como de “náufrago” con un aspecto falsamente descuidado. Y digo “descuidado” ya que a causa de esta nueva tendencia, las consultas por implantes de barba crecieron exponencialmente, primero en Europa, New York y ahora en nuestro país. El implante de barba ya no es exclusivo para quienes quieren ocultar cicatrices. Quienes marcan esta tendencia y padecen alopecia en la barba, recurren a esta sencilla intervención de trasplante de barba. Tal es la fiebre por la barba que el cirujano Glenn Charles, en este caso con sede en Florida -aunque asegura que un 30% de sus pacientes procede de Nueva York-, asegura que algunos pacientes llegan “con una foto de un actor o un modelo de Hollywood”.

Según DNAinfo.com, George Clooney y Ryan Gosling son referentes por su barba, Brad Pitt por su nuca y Tom Selleck por su bigote. La técnica utilizada actualmente para realizar este proceso es conocida como F.U.E (Follicular Unit Extraction) y consiste en trasplantar pelo por pelo desde la zona donante posterior de la cabeza a la zona receptora donde no hay barba. Pese a lo que uno pueda pensar, estos cabellos reimplantados en la zona de la barba –según nuestros estudios y múltiples casos a nivel internacional- se comportan como un pelo más de esta zona, reforzándose en su raíz y creciendo de manera uniforme. Cabe aclarar que esta micro- intervención no genera dolor ya que se utiliza anestesia local y antiinflamatorios, es ambulatoria y minimamente invasiva y no requiere una recuperación prolongada, por lo que los hombres que acuden a esta tecnología, continúan con su rutina al día siguiente dado que los resultados son naturales y realmente efectivos.

Sin dudas, estamos frente a una moda que llegó para quedarse y la creciente demanda del trasplante de barba en nuestras clínicas de Hair Recovery, confirma un fenómeno social sin fronteras. 

Deja un comentario