Golpeó y metió a su beba en el lavarropas en pleno funcionamiento

País

El caso estremece a los vecinos de Wilde que, en silencio, presentían que algo así podía llegar a ocurrir. En circunstancias que se desconocen, un hombre, de 33 años, golpeó y metió a su hija, una beba, de apenas 1 año y dos meses de vida, en el lavarropas en pleno funcionamiento.

 

Fue su pareja y madre de la menor quien la rescató en su casa y huyó corriendo al hospital para que la atendieran. La niña sufrió graves heridas, fue trasladada de urgencia y ahora permanece internada en el Hospital Garrahan, según informaron fuentes relacionadas con la investigación. Pasado el mediodía, se confirmó que su estado de salud había mejorado, por lo que se encuentra “estable y no corre peligro”.

Según confirmó el fiscal a cargo de la causa, Alejandro Ruggeri, el agresor será indagado en las próximas horas.

CÓMO FUE LA AGRESIÓN

Sobre el caso, Manuel Canosa, jefe de la Departamental de Avellaneda, contó que el padre de la víctima, fue detenido esta madrugada en su domicilio, ubicado en el cruce de las calles 802 y 893.

Allí, el dueño de casa y su esposa mantuvieron, la mañana anterior, una fuerte discusión de pareja por razones que no trascendieron, en la cual el hombre agredió a la mujer con golpes de puño.

Tras la agresión física a la mujer, el hombre “tomó a la nena de los tobillos y la colocó en el tambor del lavarropas”, de acuerdo con la explicación que brindó Canosa a la prensa. “Por suerte, la madre tuvo un acto reflejo inmediato y la sacó segundos después”, dijo el comisario.

En un momento de descuido, la mujer envolvió con una frazada a su hija y salió corriendo de la casa para trasladarla al Hospital Presidente Perón, en Avellaneda.

La beba ingresó con un edema pulmonar y hematomas en casi todo su cuerpo, especialmente en los miembros superiores e inferiores, aseguraron las fuentes.

En ese centro asistencial, también fue asistida la madre de la niña, quien presentaba hematomas en el rostro y un corte en el cuero cabelludo.

“Debido a la gravedad de las lesiones que presentaba la beba, desde ese hospital fue trasladada al Finochietto, también de Avellaneda, y desde allí al Hospital Garrahan, de la Capital Federal. La niña está en estado delicado”, agregó el comisario mayor Canosa.

LA INVESTIGACIÓN

Consultado sobre si posee antecedentes penales, Canosa confirmó el dato, pero evitó brindar detalles.

Por otro lado, según comentó, dijo que los vecinos contaron que el hombre “solía pegarle a la mujer”.

En el caso, actuó la comisaría 6ta. de Avellaneda y el agresor quedó imputado por lesiones graves.

La secretaria de Desarrollo Social de Quilmes, Valeria Isla, cuestionó el accionar del juez, que permitió que el agresor siguiera en contacto con él. “La única medida para prevenir es separar al agresor. Después hay muchas cosas por hacer, pero eso es lo primero”, dijo. “El juez debe separar al agresor de la casa y no lo hizo”.

Apuntó: “Un juez que no comprende la problemática de la violencia culpabiliza a las mujeres”.

Deja un comentario