Club de París: el Gobierno llegó a un acuerdo

País

El gobierno argentino llegó en la madrugada de esta ciudad a un principio de acuerdo con el Club de París por la deuda de alrededor de 10 mil millones de dólares que el país mantiene con esa entidad. Aún no se dieron especificaciones sobre la negociación a la espera de que el organismo lo difunda.

 Habrá un pago inicial más alto que el previsto, pero el ministro de Economía, Axel Kicillof, y su equipo lograron que no interviniera el Fondo Monetario Internacional (FMI).

En el comunicado publicado por el organismo en su sitio web, se lee: “Los representantes de los acreedores del Club de París y del gobierno de la República Argentina se reunieron el 28 y 29 de marzo de 2014 y llegaron a un acuerdo de liquidación de la deuda a los acreedores del Club de París, durante un período de cinco años”.

Fuentes oficiales dijeron a LA NACION que el acuerdo dejó satisfecha a la delegación local, que regresará esta tarde al país una vez que se ultimen todos los ejes de la negociación entre la Argentina y los 16 países acreedores que, junto con otros tres, conforman el Club de París.

En otros de los párrafos, se calcula que la deuda que la Argentina tiene con el organismo es de ” 9,7 millones de dólares al 30 de abril de 2014″. Y determina que el mecanismo “flexible de regularización de los atrasos con un plazo de cinco años, incluye un pago mínimo de 1150 millones de dólares desde ahora a mayo de 2015, siendo el pago siguiente en mayo de 2016”.

Finalmente, en el comunicado del organismo se felicita a la Argentina: “Los acreedores del Club de París felicitan los avances realizados por la República Argentina a favor de una normalización de sus relaciones con sus acreedores, la comunidad y con las instituciones financieras internacionales, luego de la crisis de 2001”.

SILENCIO

Durante toda la jornada de ayer las negociaciones se desarrollaron en forma muy hermética en el Ministerio de Economía de Francia, donde tiene su sede el Club de París. Su presidente, Ramón Fernández, ofició de intermediario entre las propuestas de la delegación argentina y los representantes de Alemania, Japón, Estados Unidos, Holanda, España y del resto de países.

A cambio de concederle al Gobierno la no intervención del FMI (condición que el ministro puso desde un principio), el Club reclamó un mayor pago inicial.

El encuentro en el que estuvieron presentes representantes de los 19 países acreedores de la Argentina, comenzó a las 5 de la mañana hora argentina (9 hora local) y se prolongó hasta entrada la madrugada parisina.

POSICIONES

En tanto, los holdouts que mantienen juicios contra la Argentina en los tribunales de los Estados Unidos presionaron ayer a través de un comunicado público al Club de París para que rechace un acuerdo con la Argentina que no incluya la supervisión del FMI.

La negociación se llevó a cabo sobre el documento que la Argentina presentó a las autoridades del Club de París en enero de este año.

El ministro de Economía, Axel Kicillof, viajó junto al secretario de Finanzas, Pablo López, y Adrián Cosentino, integrante de la Unidad de Renegociación de la Deuda Pública.

Según pudo saber LA NACION, los acreedores que reúnen más del 50% de la deuda, Alemania y Japón, mantuvieron la postura más dura en cuanto a exigir la intervención del FMI y acortar los plazos de pago de la deuda. La deuda en default, incluyendo los intereses atrasados, ronda los US$ 10.000 millones, según cálculos privados.

Del lado argentino, lo último que había trascendido fue que el Gobierno estaba dispuesto a elevar el monto de US$ 250 millones ofrecidos originalmente como pago inicial, aunque sin estirarlo hasta los US$ 2000 millones pedidos por los acreedores.

“PROCESO COMPLEJO”

El lunes, antes de partir a París, el titular del Palacio de Hacienda había considerado “complejo” al proceso de negociación y había sostenido que su estadía en Francia iba a depender del “grado de avance de la negociación”.

“Hemos avanzado decididamente hacia un acuerdo , pero no lo hemos hecho más allá de los lineamientos y por eso viajo a París”, había dicho ese día Kicillof en diálogo con periodistas.

Ayer, en su habitual conferencia en la Casa Rosada, el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, reconoció que la negociación con el Club de París es “ciertamente compleja” y agregó: “Hay muchos aspectos para ponerse de acuerdo”.

 

Deja un comentario