Alberto Fernández reunió a doce gobernadores y ahora visita a los senadores que comandaba Pichetto

3 julio 2019

La mayoría de los gobernadores del PJ se reunieron hoy con Alberto Fernández en las oficinas que el candidato del Frente de Todos tiene en San Telmo.

Del encuentro participaron Gustavo Bordet (Entre Ríos), Juan Manzur (Tucumán), Rosana Bertone (Tierra del Fuego), Lucía Corpacci (Catamarca), Gildo Insfrán (Formosa), Alicia Kirchner (Santa Cruz), Sergio Casas (La Rioja), Domingo Peppo (Chaco) y Sergio Uñac (San Juan). También, el pampeano Carlos Verna, que llegó junto con su sucesor, Sergio Ziliotto, el chubutense Mariano Arcioni, cercano a Sergio Massa, y el santiagueño Gerardo Zamora.

A los doce convocados hay que sumarle el respaldo de otras figuras provinciales: el gobernador de San Luis, Alberto Rodríguez Saá, es uno de ellos. Otro es el mandatario electo de Santa Fe, Omar Perotti, que cenó anoche con Fernández. Una de las apuestas del compañero de fórmula de Cristina Kirchner es seguir sumando respaldos que pueden ser claves entre dirigentes del peronismo cordobés, más allá de la negativa del gobernador Juan Schiaretti.

«Yo no soy peronista y apoyo también», dijo Zamora, que proviene de la UCR, antes de entrar al lugar de la cita. Contundente, añadió: «Vengo a reunirme con el próximo presidente de los argentinos».

También el tucumano Manzur habló antes de reunirse con sus pares. «Tenemos que dar vuelta la página con políticas de unidad», aseguró el tucumano. Cuando le preguntaron por el acuerdo Mercosur-Unión Europea, advirtió: «No se conoce la letra chica. Tenemos que ser prudentes y cuidar nuestra industria».

Aunque desde que se oficializó su candidatura Fernández se había mostrado con varios caciques peronistas es la primera vez que los recibe de local y a todos juntos.

El propio candidato dijo más de una vez que los gobernadores serán uno de los bastiones de su campaña por la presidencia y de su eventual gobierno.

A las 13.45 Alberto y los gobernadores cruzaron al Salón Garage Argentino, exactamente enfrente de las oficinas del exjefe de Gabinete, para compartir un almuerzo. El encuentro duró dos horas.

Encuentro con los senadores del bloque de Pichetto

Tras reunir a doce gobernadores, Fernández ingresó al Senado para encontrarse con los miembros del bloque que presidía Miguel Pichetto y que ahora encabeza el cordobés Carlos Caserio (Córdoba), en un encuentro a «agenda abierta» que fue armado de manera estratégica, aprovechando que Cristina Kirchner partió de viaje a Cuba para visitar a su hija Florencia.

Es que la figura de la expresidenta todavía genera fuertes resistencias al interior del justicialismo -además de que el kirchnerismo tiene bloque propio en la Cámara alta-, hasta tal punto que en la reunión de esta tarde se espera la presencia de poco más de una docena de los 20 integrantes que tiene la bancada.

El encuentro fue coordinado por Caserio, de muy buena relación con Fernández, pero que, como buen peronista cordobés, mantiene un largo enfrentamiento con Cristina. «Hay heridas que todavía no cerraron de los cordobeses con el kirchnerismo», explicó el senador las causas de su distanciamiento con la exmandataria. Muchos de sus colegas comparten esta postura.

Caserio aclaró que «la mayoría del bloque acompaña la precandidatura de Fernández, pero no es el candidato oficial del bloque». Reconoció así las divisiones que existen en la bancada cuya presidencia asumió hace una semana. «Aceptamos las diversidades sin inconvenientes», agregó, antes de recordar que hay legisladores que apoyan la fórmula Roberto Lavagna-Juan Manuel Urtubey.

Fuente: La Nación

Comparte en ...Share on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja un comentario