Una reunión clave habrá mañana entre AFA e infectólogos

20 julio 2020

Una reunión decisiva y fundamental para determinar la vuelta del fútbol argentino con más precisión de tiempos, protocolos y fechas posibles, llevarán a cabo desde las 15 de mañana el presidente de AFA, Claudio Tapia, el de la flamante Liga Profesional (LPF), Marcelo Tinelli, los titulares de todos los clubes de Primera y el Nacional, y el médico Donato Villani, con el director científico de la Fundación Huésped y asesor sanitario del Gobierno Nacional, Pedro Cahn.

La reunión quedó convocada tras la presentación de la Comisión Médica de la AFA al Ministerio de Salud de la Nación y tendrá un desarrollo previsto de media hora, vía Zoom, durante la cual Cahn informará sobre los temas relacionados con la pandemia del coronavirus y las acciones y protocolos a tener en cuenta para el reinicio de las prácticas.

Al término de la exposición inicial del infectólogo, los dirigentes le podrán efectuar consultas respecto de todos los detalles a ajustarse para retomar los entrenamientos en las fechas que se filtraron la semana pasada desde la LPF.

En ese protocolo elevado por AFA al Ministerio que encabeza Ginés González García se hizo constar que los entrenamientos tendrán lugar con no más de seis futbolistas por cancha y previos testeos que para un plantel completo tendrían un costo estimado de aproximadamente 6.000 dólares, poco más de 700 mil pesos, costo que todavía no se determinó a cargo de quien estará, si de AFA, el Ministerio de Turismo y Deportes, o los propios clubes.

Esas fechas previstas para la reanudación de los entrenamientos que los equipos no llevan a cabo de manera presencial desde mediados de marzo son las del lunes 3 de agosto para realizar los testeos de los futbolistas y el jueves 6 para el inicio de las prácticas, con inicio de un campeonato de menos de tres meses de duración y con los 24 equipos de primera división participantes agrupados en seis zonas, entre el 27 de septiembre y el 22 de diciembre.

Claro que a todo esto se sumaron por estas horas las urgencias de los cinco equipos intervinientes en la Copa Libertadores, ya que hoy la Conmebol le puso fechas y horarios oficiales a la continuidad de la fase de grupos, volviendo a jugar, en forma inédita, los equipos argentinos Boca Juniors, River Plate, Racing Club, Defensa y Justicia y Tigre, todos el mismo día, el jueves 17 de septiembre.

Y ante ello es que la vuelta a las prácticas para estos conjuntos se vuelve perentoria, aunque como queda expuesto, ya no podrán completar los 60 días de entrenamientos que había propuesto el director técnico riverplatense Marcelo Gallardo en una reunión con el presidente de la Nación, Alberto Fernández, ni el retorno a las prácticas 15 días antes de los demás participantes de la LPF que había pedido el titular de Racing Club, Víctor Blanco.

Pero a todos estos elementos se le agregó en las últimas horas, específicamente para el ámbito local, un elemento vital para la economía de los clubes como la televisión, que actúa como un elemento de presión más para acelerar la vuelta del fútbol en medio de la pandemia de coronavirus que está afectando por estas horas a varios países de la región y también al fútbol directamente, ya que ayer falleció el presidente de la Federación Boliviana de Fútbol, César Salinas, por Covid-19.

Ese nuevo elemento tiene que ver con el hecho de que una de las empresas adjudicatarias de los derechos de televisión en Argentina, Fox (la otra es TNT) todavía no pagó la cuota del corriente mes de julio aduciendo que el fútbol no le está prestando el servicio acordado desde que se interrumpió la competencia hace cuatro meses.

Fox, que está fusionado con ESPN, todavía sin aprobación del Estado, según informó el medio Data Clave (el propietario de ambas empresas es Disney), estaría pagando mañana los más de $ 250,000,000 de pesos con la condición de que el fútbol local vuelva justamente en septiembre.

El objetivo es que desde ese mes se pueda volver a cobrar el pack fútbol por el cual Fox y TNT perciben un total de 2.000 millones de pesos mensuales. Después del ajuste semestral de mitad de año el fútbol percibe más de 500 millones cada 30 días.

Según ese informe después de los cinco meses en los que no se cobró el pack fútbol pero la televisión les pagó igual a los clubes (abril, mayo, junio, julio y agosto), se calcula que a fin de año se habrá recuperado el dinero que se le pagó al fútbol durante ese parate (TNT no se sumó a Fox en ese reclamo).

Otra de las exigencias de Fox que fueron reveladas también por Doble Amarilla es que para el certamen a jugarse desde septiembre haya entre 13 y 15 fechas como piso y que se juegue la llamada ‘fecha de los clásicos’, con el objetivo de aumentar la comercialización por publicidad, suscripciones por el partido en modo PPV y otros elementos, considerando que la competencia se desarrollará sin público en los estadios.

Este último punto sería de conflicto porque clubes como Boca Juniors, River Plate, Newell’s Old Boys y Rosario Central se niegan a jugar un solo partido ante sus clásicos rivales. Y encima Fox hizo un pedido más: que se vuelva a jugar el año próximo en los primeros días de enero y no en febrero, como es habitual. La mezcla entre lo sanitario y lo económico está instalada antes de saber cuando vuelve el fútbol.

«Es un tema muy delicado y hay que resolverlo con seriedad. Muchas de las cosas que estoy diciendo no son un capricho mío, porque hablé con gente que sabe porque conduce clubes o son directores técnicos, y me dí cuenta de estas cosas que me marcaron y no tenía en cuenta. Por eso hay que ser muy cuidadosos», advirtió esta noche el presidente Fernández. Allí radicará la clave de la vuelta del fútbol. (TELAM)

Deja una respuesta