Sagra descarta la reelección

20 julio 2020

La situación económica de San Martín de Tucumán «es mucho más grave» de lo esperado, lo reveló hoy el presidente Roberto Sagra, quien adelantó que luchará hasta el final buscando lo mejor para el club pero aclaró que debido al desgaste sufrido en los últimos meses no buscará la reelección cuando se pueda convocar a votar.

«Antes de que se pare la competencia, teníamos un superávit de 5 millones de pesos y ahora tenemos un déficit de 20 millones. Nos quedamos sin jugadores y sin recursos para rearmar el plantel», reveló el dirigente al analizar el presente del club tucumano.

Mientras la AFA analiza el momento para el regreso de la actividad, San Martín se encuentra diezmado, ya que 20 futbolistas no pudieron renovar los contratos que se vencieron el 30 de junio y «en la situación en la que se está es imposible armar un plantel de ese nivel» para encarar el tramo final de la competencia en caso de reanudarse, afirman los dirigentes.

Sagra destacó el gesto del defensor Abel Luciatti, quien «antes de firmar su contrato con Tigre se comunicó con el club».

«Pero expliqué que es imposible igualar una propuesta como la que recibió de un club que está compitiendo en la Copa Libertadores y tiene una realidad diferente a la nuestra», sostuvo.

El presidente «santo» confía que el TAS entienda «las razones del pedido», ya que recurrieron a esa instancia debido «al silencio de la AFA, que nunca atendió los reclamos» presentados por los tucumanos para ascender directamente a la Liga Profesional por ser el equipo con mejor puntaje a la hora de interrumpirse el campeonato de la Primera Nacional.

«La voy a pelear hasta el final, pero como siempre fui con la verdad tengo que decirles a nuestros hinchas, que estaban ilusionados con el ascenso, que va a ser complicado competir en igualdad de condiciones con otros equipos, ya que San Martín fue el club más perjudicado por todo esto», afirmó.

Si bien admitió que al llegar al club tenía pensado desarrollar «un proyecto a largo plazo», Sagra entiende que «pensando en el club, creo que lo mejor es dar un paso al costado. Pero antes de irme haré un aporte económico personal para aliviar la gestión de los dirigentes que lleguen».

También recordó que su relación con Claudio Tapia «fue buena» en el comienzo de su gestión y contó, en diálogo con la radio local LV 12, que el presidente de la AFA «organizó una reunión para celebrar» su cumpleaños «en el predio de Ezeiza», pero todo cambió cuando levantó el teléfono «para defender los derechos de San Martín».

«Esta situación dejó a la entidad, a los socios y a los hinchas en medio de una angustia tremenda y aunque siento el apoyo de todos, entiendo que cuando esto termine, lo mejor para San Martín será que no siga en el cargo», expresó. (TELAM)

Deja una respuesta