Un médico mató a tiros a su vecino por una pelea por sus perros

País

Un  médico asesinó hoy a tiros a un vecino con quien mantenía una mala relación, durante una pelea que se inició cuando las mujeres de ambos discutieron por un problema entre sus perros, en Florida, partido de Vicente López.

 

El agresor, identificado por la policía como Oscar Hernández, de entre 50 y 60 años, médico, escapó tras el ataque y permanece prófugo, en tanto la víctima murió en el hospital de Vicente López, donde fue llevada gravemente herida.

En las últimas horas, la policía secuestró el auto Suzuki Fun bordó que el médico había empleado para huir de la escena del crimen junto a su esposa, quien instantes después regresó a su casa sin el acusado y con el vehículo y ahora está a disposición judicial.

Fuentes policiales informaron que el hecho se produjo esta mañana, cerca de las 9.30, en la vereda del edificio situado en Zufriategui 1777, donde la policía llegó alertada por un llamado de un vecino que presenció el crimen.

De acuerdo a la pesquisa, el episodio se inició cuando la esposa de Hernández y la de la víctima, Sergio Beltrán (60), discutieron en la vía pública tras una pelea entre sus respectivos perros.

Al parecer, las mujeres y sus maridos mantenían una mala relación desde hacía tiempo por problemas vecinales, por lo que la discusión fue enérgica y ambas acudieron a sus respectivos cónyuges para que las defendieran.

“Beltrán, incluso, dejó el puesto de diarios en el que trabajaba y regresó a su casa para ver qué había sucedido con su mujer y ahí fue cuando se encontró con su vecino y comenzó una pelea entre ellos”, explicó a la agencia Télam el comisario Claudio Blanco.

Blanco informó además en C5N: “Hallamos armas largas, de puño, dos revólveres, municiones, y una especie de consultorio con una camilla, ecógrafo, medicamentos, que nos hace pensar que se trata de un consultorio clandestino. Hay instrumental compatible con el que se usa para practicar abortos”

Al encontrarse en la puerta del edificio, siempre según lo manifestado por testigos, el médico extrajo un revólver y disparó entre tres y cuatro veces contra su vecino, que cayó gravemente herido. Luego, junto a su mujer, Hernández huyó de su casa a bordo de su Suzuki Fun, que más tarde fue secuestrado cerca de su casa.

Deja un comentario