Riesgo país récord: los analistas describen un mercado muy «estresado» por la incertidumbre electoral y el mal desempeño económico

aCarrusel, Noticias, País
24 abril 2019

Expertos consultados por Infobae explicaron que a las tensiones políticas y económicas se sumaron factores externos y dudas sobre los pagos de deuda después de 2020.


Expertos financieros consultados por Infobae identificaron cuatro factores que produjeron inquietud en el mercado financiero y motivaron la caída de las valuaciones de los activos, el incremento del Riesgo País a niveles récord para el gobierno de Cambiemos y un nuevo salto del tipo de cambio.

Tensión electoral

Miguel Kiguel, director Ejecutivo de Econviews, explicó que «las encuestas cambiaron el humor del mercado, en Argentina nos mataron». Agregó que «los precios marcan que hoy los inversores salen y ninguno compra. La única explicación es el miedo a la vuelta al populismo. La economía argentina no tiene un nivel de deuda para que refleje este Riesgo País».

Para el ex secretario de Finanzas Guillermo Nielsen, Argentina adolece de «un Gobierno sin una capacidad anticipatoria hacia lo que nos puede afectar desde el exterior y el clima electoral tampoco contribuye. Estamos viendo hace rato a un Gobierno muy desorientado, que no tiene un programa económico serio y como sociedad pagamos por eso».

Ezequiel Zambaglione, jefe de Estrategia de Balanz Capital, aseguró que «la percepción es que en el último año, el trade para Argentina es prácticamente electoral. En los últimos meses se ‘estresó’ mucho por algunos datos económicos, por algunas encuestasque muestran que Cristina Kirchner podría ganar en segunda ronda y por la caída de imagen de Macri». Acotó que «la volatilidad va a continuar seguro hasta la elección y que haya certidumbre sobre un ganador, al menos hasta las PASO».

En tanto, Alejandro Bianchi, gerente de Inversiones de InvertirOnline.com, coincidió en que «las encuestas empezaron a exhibir un final cerrado para las elecciones y eso aumentó la percepción de riesgo«.

Debilidad macroeconómica

Bianchi puntualizó que «las variables están muy ajustadas desde lo macroeconómico y las elecciones. Da la impresión que las leves mejoras en la economía no llegarán a ser percibidas por la ciudadanía antes de los comicios». Al respecto, refirió que «existen indicadores de alta frecuencia que son alentadores, con una desaceleración de la inflación a partir de abril».

«El mercado está atento a que los números de la inflación subieron más que lo esperado y el Banco Central tomó la decisión de subir la tasa más fuerte en un escenario recesivo. Con suerte se podrá frenar la inflación para octubre», continuó el analista.

Zambaglione subrayó que «los próximos dos meses van a ser muy importantes. Por ahora, el mercado cambiario responde a los flujos estacionales del agro y el Tesoro y la continuidad de una política monetaria muy dura». No descartó que «el escenario pueda tornarse más positivo si empieza a frenarse el avance de la inflación. En política monetaria hasta ahora vimos todo lo malo: no bajó la inflación, las tasas siguen muy altas y no hubo reactivación económica. En los próximos meses va a ser esa la definición».

Factores externos

Nielsen recordó que la caída de las bolsas y la suba del dólar «es una movida internacional» y no una cuestión exclusivamente local. «Sucede que la Argentina, desde el punto de vista económico, tiene una debilidad fenomenal. En Brasil hay una gran discusión respecto de la reforma previsional también caen el real y la bolsa, pero le pega mucho más a la Argentina«.

Bianchi precisó que «la suba del dólar tiene que ver con movimientos más internacionales. Hoy las emergentes en general bajan. El S&P de Wall Street tocó máximos y nosotros reflejamos esas cosas. Las cuestiones internas amplifican más. En estos ríos revueltos hay oportunidades, para estómagos que se banquen caídas y recortes, pero empieza a haber un mercado con precios atractivos«.

En el mismo sentido, Kiguel explicó que la suba del dólar y del Riesgo País «coincidió con un día en que el mundo empeoró. Pero el empeoramiento argentino es cinco veces más grande que el del resto países».

Dudas sobre los pagos de la deuda

Nielsen evaluó como «exagerado que se especule con un incumplimiento de los pagos de deuda a partir de 2020, cuando vence el acuerdo con el Fondo. No sabemos quién será ni qué acciones tomará la persona que va a estar a cargo de la política económica después del 10 de diciembre, gane quien gane. Desde la oposición nadie se ha manifestado y eso alienta la incertidumbre. Es un momento complicado, estamos patas para arriba».

Finalmente, Kiguel planteó que «tanto con Macri como con el peronismo moderado, el temor no es a la capacidad de pago, que está. El problema que se ve es que en 2022 hay un vencimiento grande con FMI, pero se puede refinanciar. El Fondo no te va a tirar en contra».

«Mirando los números fríamente, la capacidad pago de Argentina para los vencimientos de los próximos años, que son unos USD 4.500 millones por año, no debería ser un motivo de preocupación para la gente. Lo que está pasando es que se está midiendo la voluntad de pago, no la capacidad de pago. En Argentina no hay escenarios intermedios, nunca hay grises», describió el titular de Econviews.

Fuente: Infobae


Comparte en ...Share on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja un comentario