Preocupación en los mercados por el efecto China: cómo actuó el BCRA y qué pasó con el dólar

5 agosto 2019

Las noticias provenientes de China gatillaron ventas en todos los activos de riesgo del mundo. El derrumbe se sintió fuerte en Wall Street con el Dow Jones perdiendo 2,90% y como siempre ocurre en tiempos de alta incertidumbre, los bonos del Tesoro norteamericano fueron el refugio predilecto de los grandes inversores.

Analistas estimaron que la pérdida de valor de las empresas norteamericanas fue de u$s 700.000 millones en un día tras esta caída en los precios.

Todo comenzó con el anuncio del gobierno chino de devaluar su moneda, el yuan, al menor nivel en una década. A ello le sumó la decisión de «recomendar» a las empresas chinas no comprar cultivos norteamericanos. Como era de esperar, Donald Trump vía twitter complicó más el clima imperante acusando al gobierno chino de «manipular el tipo de cambio»y embistió contra su propio banco central, la Reserva Federal, al inducirle a que bajen las tasas.

En la Argentina, con la cercanía de las PASO, la sensibilidad llega a un extremo. El dólar se ubicó a $46,6 en el promedio de las entidades pero el BCRA acompañó la tendencia imperante en los países emergentes.

De nada servía que la entidad monetaria saliera a vender divisas dado que iba a quedar rezagado contra el resto de las monedas de la región. Es más, si el peso argentino no perdía valor, los grandes fondos del exterior iban a duplicar la apuesta en contra dado que el dólar quedaba barato en Argentina frente a países vecinos. El riesgo país que mide la probabilidad de que se incumpla con los pagos y se entre en default subió a casi 800 puntos.

Lo curioso es que los papeles argentinos de corto plazo ofrecen un mayor rendimiento que los de largo plazo. Esto se debe a que, si tras las elecciones, un nuevo gobierno decide restructurar la deuda, entonces los que más llevan la de perder son los de corto plazo cuyo precio se haya más cerca del 100% de paridad que los de largo plazo, que operan al 70%. La tasa de las Leliq subió a un ritmo mayor al que venía observando la semana pasada, con un incremento de 60 puntos básicos contra los 30 puntos de las jornadas previas.

El clima al cierre entre los operadores era de elevada preocupación: es que no imaginan que haya una rápida tregua entre China y Donald Trump. La postura belicosa de ambos contendientes llegó a un nivel en el que difícilmente hayan retrocesos inmediatos. Son tiempos de alta prudencia.

Fuente: A24

Comparte en ...Share on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja un comentario