Michelle Bachelet visitará Venezuela la próxima semana

14 junio 2019

La máxima responsable de Derechos Humanos de la ONU se reunirá tanto con Nicolás Maduro como con Juan Guaidó.

La Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, visitará Venezuela del 19 al 21 de junio, en respuesta a una invitación del Gobierno chavista. La expresidenta chilena se reunirá tanto con el presidente Nicolás Maduro como con el líder opositor Juan Guaidó. Fuentes cercanas al despacho de la ONU en Ginebra han dejado caer que el Ejecutivo venezolano estaría dispuesto a liberar presos políticos y que la oferta del Palacio de Miraflores es la que habría animado a la expresidenta chilena a visitar el país sudamericano con algunos funcionarios. La propuesta incluiría visitar algunas cárceles y ofrecer garantías para conversar con todos los actores políticos en plena crisis venezolana.

Se prevé que la funcionaria sostenga conversaciones con los demás jerarcas del Estado bolivariano —el presidente del Tribunal Supremo de Justicia, Maikel Moreno, y el fiscal general, Tarek William Saab—, así como con Guaidó con y otros diputados y dirigentes de la oposición. La máxima responsable de Derechos Humanos de la ONU hará una declaración al final de su visita.

Ha trascendido que Bachelet pretende reunirse, además, con las víctimas a las violaciones de los derechos humanos y sus familiares, así como con representantes de la sociedad civil, delegados sindicales, líderes religiosos y autoridades universitarias venezolanas. Caracas había invitado a Bachelet hace unos meses, pero su oficina alegó que la visita no podía concretarse sin ciertas garantías, que la ONU no ha detallado.

La invitación de Maduro probablemente busca descomprimir las presiones diplomáticas y políticas en su contra, luego de la primera ronda de conversaciones entre Gobierno y la oposición en Oslo, Noruega —que han concluido sin resultados— y de las aproximaciones que se disponen a hacer los factores internacionales involucrados en la crisis venezolana en Estocolmo, Suecia.

La irrupción de Guaidó y su investidura como presidente encargado por parte de la Asamblea Nacional venezolana, reconocida por más de 50 países, ha provocado una dura reacción, selectiva y progresiva, del régimen chavista. Mientras Maduro procura conversar, su aparato policial ha forzado el exilio al menos a 10 diputados de la oposición con medidas judiciales en las últimas semanas. Se calcula que hay cerca de 900 presos políticos en el país.

Bachelet suele ser criticada con dureza por sectores intransigentes de la oposición venezolana por su actitud neutral y sus declaraciones prudentes respecto al gobierno de Maduro. Sin embargo, al frente de sus responsabilidades, en una visita previa a Caracas, Bachelet ya había elaborado un informe sobre la crisis humanitaria venezolana que dejó muy mal parado al heredero político de Hugo Chávez, y que produjo reacciones irritadas de importantes jerarcas el oficialismo, como Diosdado Cabello.

Fuente: El País

Comparte en ...Share on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja un comentario