Los precios reales y no tan cuidados en el Mundial de Brasil

Mundo

En el mercado de San Pablo puede conseguirse de todo; el Metrobus, la opción ante el difícil tránsito de Brasil. Por el Mundial hubo aumentos en muchos rubros; referencias para que los costos no sorprendan al turista.

 En  el gigantesco país vecino los precios de los servicios varían un poco de ciudad en ciudad. Por ejemplo, Río de Janeiro, punto de partida de la selección argentina, es, con San Pablo y Brasilia, una de las más caras. Para empezar, salir del Aeropuerto Internacional en taxi puede costar entre R$ 45 y R$ 60, dependiendo si el destino es el centro, Santa Teresa, Tijuca, Laranjeiras o Flamengo, y R$ 60 o R$ 70 a Botafogo, Copacabana, Ipanema y Leblon. En el muy práctico sitio www.tarifadetaxi.com se pueden calcular las tarifas de cualquier recorrido, no sólo en Río, sino en todo Brasil. Una forma más económica de trasladarse desde el aeropuerto de Galeão es con el Real Auto Ônibus, un transporte especial que cuesta R$ 13 y tiene diferentes recorridos por toda la ciudad. Desde la Rodoviaria o terminal de ómnibus, el taxi sale entre R$ 20 y R$ 55, dependiendo del destino.

En días de Mundial, dormir en la Ciudad Maravillosa puede costar desde R$ 150 por noche en un sencillo hostel, en habitación compartida. En un hotel del centro, en cambio, la habitación doble con desayuno incluido se consigue a partir de R$ 460; un cuarto doble con baño compartido en una posada de Santa Teresa cuesta R$ 540 y en Barra de Tijuca, la habitación doble con vista al mar puede partir desde los R$ 1270. Estos precios se obtienen en las páginas web de reservas de hotel y pueden variar con el correr de los días y el aumento de la demanda.

En Ipanema y Copacabana, siempre en Río, las estadas disponibles son por paquete de cuatro noches, a partir de R$ 3200 la doble, con desayuno. Alquilar un departamento a través dewww.airbnb.com , especializado en esta modalidad, cuesta entre R$ 250 y R$ 1800 por noche, más la tarifa del servicio del sitio web. Una habitación en un departamento del barrio Catumbí, zona muy humilde cercana al Maracaná, cuesta R$ 70. Ya en Leblon, el valor de una habitación privada para dos personas sube a R$ 715 la noche.

Los precios del supermercado, por otra parte, no difieren tanto de los de la Argentina. Comer en un restaurante “por peso” puede costar entre R$ 30 y R$ 70 el kilo. Para una cena con entrada, plato principal y un trago hay que calcular entre R$ 80 y R$ 120. Los famosos sucos de frutas en un lanchonete al paso salen entre R$ 5 y R$ 8, una hamburguesa cuesta entre R$ 7 y R$ 18 y un açaíde 300ml puede estar a R$ 8.

Como siempre, la playa tiene sus propios números: R$ 5 la reposera, R$ 10 la sombrilla, R$ 3 el agua mineral, R$ 4 la latita de gaseosa, R$ 5 la cerveza, R$ 12 la caipirinha y R$ 14 la caipivodka. En este caso, se trata de precios “oficiales”, que seguramente los vendedores querrán ajustar durante el Mundial, así que probablemente habrá que negociar…

Los típicos pareos que se usan para tomar sol sobre la arena cuestan entre R$ 25 y R$ 35 y un par de Havaianas se consigue a partir de R$ 18.

Belo Horizonte, la segunda ciudad por la que pasará nuestra selección, es más barata. Desde el aeropuerto internacional hasta el centro, donde está la mayoría de los hoteles, un taxi puede salir entre R$ 100 y R$ 120. Algunos vuelos nacionales llegan al Aeropuerto Pampulha, ubicado cerca del Estádio Governador Magalhães Pinto, desde allí, un taxi hasta el centro sale alrededor de R$ 30. Los hoteles cuestan a partir de R$ 300 la noche en habitación doble con desayuno incluido, reservando por Internet. Una cama individual en una habitación compartida de un hostel se consigue a partir de R$ 120. Un departamento o casa en alquiler a través de Airbnb.com puede costar R$ 760 por noche, con capacidad para cinco personas. Por el mismo sitio, una habitación privada en una casa o departamento se consigue por R$ 80.

Comer en un restaurante por peso es lo más conveniente. Allí el kilo de comida cuesta entre R$ 20 y R$ 45. Además, Minas Geráis es el mayor productor de cachaça de Brasil, así que las caipirinhas son buenas y baratas; a partir de R$ 5 en cualquier bar. El plato más tradicional de la región, una abundante porción de carne seca con mandioca, cuesta de R$ 22 a R$ 38.

En Porto Alegre, la tercera ciudad donde jugará la Argentina, el costo de los hoteles en base doble con desayuno parten de R$ 350. Una cama en la habitación compartida de un hostel es más cara que en Río, a partir de R$ 175 por noche, con desayuno. Para comer hay buenas opciones de cocina italiana. En un restaurante promedio se puede gastar entre R$ 40 y R$ 80. Aquí lo que hay que probar es la cerveza artesanal.

 

 

 

 

Si la Argentina sigue para San Pablo, la oferta hotelera es amplia, pero hay que contar con que la habitación doble con desayuno ronda los R$ 500 y una cama en un albergue puede costar hasta R$ 140. Desde el Aeropuerto Congonhas, utilizado para vuelos de cabotaje, hasta el Jardim Paulista, zona de una gran concentración de hoteles, el taxi cuesta entre R$ 30 y R$ 40. En cambio desde el Aeropuerto de Guarulhos, el precio sube a R$ 80 o R$ 100. Para circular por la ciudad lo mejor es el Metrô (el boleto, R$ 3).

La oferta gastronómica paulista es la más completa del país y se puede comer en el Mercado Municipal por R$ 20 o en un buen restaurante japonés por R$ 100.

Por último, dormir en Brasilia, cerca del Estadio Nacional Mané Garrincha, promedia los R$ 700 por noche en una habitación standard doble, con desayuno. El taxi desde el aeropuerto al Sector Hotelero Norte, de la capital brasileña, cuesta entre R$ 42 y R$ 52.

Brasilia está dividida en sectores, y para comer hay que dirigirse al Sector Comercial Norte o Sur, donde están los shoppings, con una gran variedad gastronómica. La forma más económica de moverse es en colectivo, que cuesta entre R$ 2 y R$ 3, depende del destino.

En el resto de las sedes del Mundial, como Salvador, Recife, Fortaleza, Manaos y Cuiabá, dormir y comer es un poco más barato. Al estar más lejos de la Argentina, en esos casos lo más caro es llegar. En todas las ciudades viajar en colectivo cuesta entre R$ 2,85 y R$ 3. El Metrô más caro es el de Río, a R$ 3,20, y el más barato el de Porto Alegre, a R$ 1,70, seguido por el de Belo Horizonte, a R$ 1,80. La bajada de bandera de taxi más baja la tiene Manaos, a R$ 3,50 y la más cara, nuevamente Río de Janeiro, a R$ 4,80. En el resto de las ciudades, el taxímetro comienza a correr a partir de los R$ 4,20 aproximadamente.

La cotización

  • 1 real = 3,56 pesos
  • 1 dólar = 2,23 reales
  • El cambio al 29 abril, al cierre de esta edición. Para consultar tipos de cambio:www.oanda.com

DICCIONARIO GASTRONÓMICO

  • A

Acarajé: plato típico que se vende en las calles adoquinadas de Salvador. Es un buñuelo, preparado con masa de porotos blancos, frito en aceite de palma. Se sirve semi abierto al medio, relleno con camarones frescos cocinados en “vatapá”. Le ponen con mucha pimienta.

  • B

Barreado: plato tradicional del litoral paranaense. Es carne desmenuzada, a la que se agrega tocino y que se cocina a fuego lento en una cacerola de barro, tapada, con harina de mandioca y agua caliente.

Buchada de Bode: especialidad del Nordeste. Se preparan las vísceras (estómago) de cabra lavadas, llenándolas con especies y cocinándolas con jugo de limón.

Bolo de rolo: bizcocho arrollado en capas finísimas con relleno dulce, típico de Pernambuco.

  • C

Camarão a la milanesa: forma parte del menú playero del país. Es el camarón empanado y cocido en aceite bien caliente y servido en chop sticks (es opcional una dosis abundante de salsa golf).

Canjica: dulce típico de la cocina brasileña. Sus ingredientes son el maíz, la leche condensada y de coco y los cacahuetes.

Carne- de-sol: carne seca salada, expuesta al sol cuatro días, también conocida como “jabá”.

Churrasco: típico de Rio Grande do Sul. Carne de vaca, cerdo o cordero puesta en espeto, asada sobre fuego hecho con carbón, preparada distinto al modo argentino.

  • F

Farofa: acompañamiento típico de la cocina brasileña, cuyo ingrediente principal es la harina de mandioca o la harina de maíz, preparada con manteca, cebolla y huevos.

Feijão tropeiro: plato tradicional de Minas Gerais, que consta de frijoles mezclados con harina de mandioca, condimentados con cebolla, panceta, “couve” y “torresmo” (piel de chancho frita bien crocante).

Feijoada: desde los tiempos de la colonia portuguesa, es una de las insignias de la cocina brasileña (se conocía como “el plato de los pobres”). Son frijoles negros cocinados junto con distintos cortes de cerdo, servidos con arroz, harina de mandioca, hojas de col -una legumbre que ayuda la digestión- cortadas finitas, salteadas con ajo, cebolla y rodajas de naranja.

  • G

Goiabada: dulce elaborado con la fruta de la guayaba. Se suele comer con el queso Minas Frescal, formando el matrimonio de “Romeu e Julieta”, uno de los clásicos de la repostería del país.

  • M

Maniçoba: también conocida como la “feijoada” paranaense, pero se elabora con pescado, mandioca y pimienta.

Moqueca: un clásico del Brasil. Es una cazuela de pescados -peixe o camarón- elaborado con cebollas, tomate, pimentón y hojas de cilantro, todo preparado con aceite de palma (azeite de dendê) y leche de coco.

Munguzá: papilla de maíz con trocitos de coco.

  • P

Pato no tucupi: emblema de la cocina paranaense. La elaboración consta de dos partes. El pato es cocido parcialmente al horno con “caldo de tucupi” (líquido amarillento obtenido de la mandioca) y “jambú” (planta típica del norte del Brasil). Luego se troza y se termina la cocción en cacerola de barro.

Pão de queijo: buñuelos de queso, asados, populares en Minas Gerais y Goiás, que se preparan con leche, aceite, huevos y queso parmesano.

Picanha: corte tradicional de carne bovina, que se suele comer asado.

  • Q

Queijo coalho:

queso pasteurizado típico de la cocina nordestina. Es muy popular en las playas, en donde se vende asado en un pequeño brasero.

Queijo Minas: queso blanco, fresco y liviano hecho con leche de vaca; se consigue en cualquier tienda del Brasil.

  • R

Rapadura: dulce duro, típico del Nordeste, con jugo de la caña de azúcar.

  • T

Tacacá: caldo de hierbas que se sirve en Pará, Amapá y el Amazonas.

Tutú de feijâo o

Tutú a mineira : frijoles mezclados con cebolla rehogada, ajo, panceta, pedazos de chorizo y harina de mandioca.

  • V

Vatapá: del Nordeste, se prepara con porotos triturados, camarones secos, pan rallado o harina, maní triturado, leche de coco, cebolla y aceite de palma.

LOS NÚMEROS

  • 150
    reales puede costar una noche en un hostel, habitación compartida. El precio de los alojamientos aumentó mucho por el Mundial, hasta cifras absurdas.
  • 20
    reales es el mínimo que se puede pagar en la comida por peso. Cenar en un restaurante puede costar entre 80 y 120 reales.
  • 2
    reales es el boleto mínimo del metro, la mejor forma de moverse en San Pablo o Río; las bajadas de taxi están entre 3,50 y 4,80, según la ciudad.

 

Comparte en ...Share on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Google+
Google+
0

Deja un comentario