Los límites del financiamiento se ampliarán a un 35%

País

El consumo ha dejado de ser el motor que moviliza la economía argentina, hoy signada por la inflación y la recesión. Por quinto mes consecutivo, las ventas minoristas han mostrando una tendencia negativa.

En mayo cayeron un 8,3% interanual, según el último reporte de la Cámara Argentina de la Mediana Empresa (CAME). Las entidades financieras necesitan actualizar los límites del financiamiento con el dinero plástico. Se estima que el nuevo tope se ampliará un 35%, en promedio. Los economistas sostienen que, por un lado, los consumidores agotaron los márgenes para comprar. Por el otro, los bancos tienen más liquidez en pesos para prestar a tasas que llegan hasta el 60% anual.

A pesar de la oferta de descuentos y promociones para movilizar las ventas y hacer liquidez, no se alcanzaron los resultados suficientes, reportó la entidad. Tampoco los aumentos salariales pudieron revertir la caída del consumo. En general, las familias volcaron ese dinero a sanear sus pasivos financieros, especialmente sus deudas con las tarjetas de crédito, para evitar los altos recargos, indica la CAME. Los únicos rubros que parecen haber escapado a la tendencia general fueron las ventas de televisores, de algunos productos deportivos vinculados al mundial, y de aquellos bienes incluidos en el plan “Precios Cuidados”, que fueron muy buscados y finalizaron con buenos volúmenes de venta.

Sin embargo, una suerte de ajuste por inflación está a la vuelta de la esquina entre las entidades emisoras de tarjetas de crédito. Sin perder de vista el comportamiento financiero de los usuarios, los bancos elevarán un 35%, en promedio, el límite de consumo con el dinero plástico. Y esto, informado por www.elcronista.com, está relacionado con la necesaria actualización de los topes de consumo, producto de las últimas dos paritarias. 

Según Nicolás Litvinoff, director general de Estudinero.net, los bancos están tratando de aplicar ajustes de valores, ya que en los últimos tiempos captaron demasiado dinero (pesos), particularmente, a través de plazos fijos. “Hoy poseen una fuerte capacidad para prestar pesos al 50% o al 60% anual, y lo harán a través del financiamiento con tarjetas de crédito”, indica el economista. 

La economista Susana Nuti, agrega otra consecuencia directa de esta posibilidad de incrementar los límites en el uso de las tarjetas: el margen de consumo de los usuarios está prácticamente agotado y la falta de actualización de los topes puede resultar el trampolín para ampliarlo. “No cualquiera tiene, en la actualidad, la posibilidad de afrontar un gasto tan elevado como puede ser la adquisición de un televisor para ver el Mundial”, expresa. 

En los hechos, el rubro ‘Electrodomésticos’, es un termómetro de la predisposición de la gente a realizar consumos más grandes y de mediano plazo. Pero las cantidades vendidas cayeron 11,8% anual en mayo, según la CAME. “La gente evitó endeudarse, y por momentos ni siquiera hacían consultas. Sobre las últimas dos semanas del mes comenzó a despertarse la venta de televisores previo al mundial”, señala en su reporte mensual. Sin embargo, hubo campañas agresivas de las grandes cadenas que ofrecieron descuentos y hasta 18 cuotas sin interés. “Se espera que en junio la venta de esos productos sea más dinámica”, estima la entidad. 

Nuti, al respecto, advierte que la novedad tecnológica ha dejado de ser una tentación para los consumidores. “La gente ya tomó sus precauciones hace tiempo cuando adquirió, en amplias cuotas, aparatos de última generación”, dice. Además, antes de la devaluación, los vehículos eran el refugio de los ahorros frente al cepo cambiario. Nuti considera, sin embargo, que la caída en el patentamiento (del 39% a nivel nacional y del 29% en Tucumán) obedece a aquel factor excepcional de cobertura. “Como veníamos advirtiendo, hoy la gente vive el día a día”, finaliza la experta.

Comparte en ...Share on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Google+
Google+
0

Deja un comentario