Las ventas de 0 km se desplomaron en mayo cerca del 40%

País

Hasta el 23 de mayo último, se acumularon ventas por 36.680 unidades, lo que representa una baja del 39,58% con referencia a igual mes del año pasado cuando se patentaron 92.386 autos, una –cifra récord, aunque nadie del sector se imaginó que la caída iba a ser tan profunda.

 Así, se espera que sea el peor mes en materia de ventas en lo que va de este año y el mayo más bajo desde 2011, cuando se patentaron 67.985 unidades, consigna el diario El Cronista.

La italiana Fiat, que lidera la lista de patentamientos del mes, lleva vendidos 5.807 unidades, según el registro al que accedió el matutino; con esa cantidad se queda con una participación del mercado de 15,83% del total y muestra una caída en las ventas de 19,57% respecto de igual mes de 2013.

En segundo lugar aparece Volkswagen que, con 5.601 patentamientos, sufrió un desplome en las ventas del 48,71% respecto del mismo período del año pasado. Detrás se ubica Ford con 4.868 unidades patentadas, una caída interanual del 38,15 por ciento.

En el caso del sector premium, la mayoría de las automotrices se vio afectada por el derrumbe de ventas: BMW bajó un 93.99%; Audi 94,63%; Jeep 75,9%; y Mini 94,6%, entre otras marcas que señala El Cronista. La única con números positivos es Toyota, que hasta el 23 de mayo había vendido 4.214 unidades, lo que significa un crecimiento del 14,45% respecto de igual mes de 2013.

 

Esta crisis del mercado interno impacta de forma negativa en la producción de autos, que bajó 21,6% a la vez que las ventas mayoristas cayeron un 40% en abril. Y provoca roces entre el Gobierno y los empresarios.

En la Rosada consideran que el desplome del mercado interno es consecuencia de la disparada en los valores de los vehículos, por lo que exigen a las automotrices que bajen los precios de los rodados.

El impuestazo, la devaluación que se registró en el primer trimestre del año y la aceleración de la inflación son tres de los diez factores que explican la caída de la venta de autos.

Por los gravámenes, los autos de alta gama en la Argentina pasaron a ser los más caros de la región. Ante esta realidad, algunas compañías redujeron un 50% el valor de las unidades importadas.

En este contexto, la gran mayoría de las fábricas de vehículos implementó planes de emergencia que incluyen suspensiones de empleados y pago parcial de salarios. Una radiografía de la crisis del sector automotor reflejó que unos 15.000 operarios se vieron afectados por estas medidas.

 

Deja un comentario