Las empresas constructoras en la mira de la AFIP

aCarrusel, País

La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) cree que a los sobornos y el eventual lavado de dinero también puede asociarse el delito de evasión tributaria, con el uso de “facturas truchas” para canalizar el dinero negro mencionado en la investigación judicial que se aceleró hace ocho días, con la detención de Centeno, ex chofer de Roberto Baratta, ex mano derecha del ministro de Planificación Federal, Julio De Vido.

La AFIP armará un grupo especial de técnicos e investigadores que se dedicarán a revisar los movimientos de dinero y todos los pagos de impuestos a las empresas mencionadas por el chofer Oscar Centeno en los cuadernos de las coimas o que hayan aparecido en las declaraciones de los imputados y testigos.

Deja un comentario