La audiencia con los holdouts se postergó para mañana

País

Cuando faltan menos de siete días para que se defina si la Argentina caerá en default, la audiencia entre los holdouts y funcionarios del gobierno nacional debió ser aplazada para mañana porque la comitiva argentina no llegó a tiempo para el encuentro.

Esta mañana, el mediador Daniel Pollack resolvió aplazar la cita prevista para las 11 (hora argentina) porque los funcionarios enviados por Cristina Kirchner no llegarían a tiempo, según informó la agencia de noticias Reuters.

A través de un correo electrónico, Pollack informó que el encuentro “no podría realizarse y tendría que ser aplazado debido a que los argentinos dijeron que no podrían llegar a tiempo” a la ciudad de Nueva York. “Hablaré con ambas partes sobre esto hoy”, anticipó. El encuentro se realizará el jueves al mediodía.

Ayer, el juez Thomas Griesa se negó a reponer el “stay” que podría dar más tiempo a la Argentina para dialogar con los holdouts y ordenó que las partes negocien “continuamente” hasta el 30 de julio para intentar alcanzar un acuerdo.

Tras conocer la decisión, Cristina Kirchner se reunió en Casa Rosada con el ministro de Economía, Axel Kicillof, y sus principales asesores para analizar la situación. Allí se decidió mandar una delegación de funcionarios al encuentro de este miércoles. Pero, según confirmó el propio Pollack, los enviados no llegaron a tiempo.

La postura argentina

En la audiencia del martes, la defensa argentina –encabezada por el abogado Jonathan Blackman– insistió en que no puede cumplir con la sentencia que ordena pagarles la totalidad de lo adeudado a los holdouts sin que eso implique un gran perjuicio para la Argentina por la cláusula RUFO (Rights Upon Future Offers), que obliga al país a garantizar la misma oferta para todos sus acreedores. Si lo hiciera, debería endeudar a la Nación por más de veinte mil millones de dólares.

El abogado recordó que esa cláusula vence el 31 de diciembre de este año. Luego, el país estará en mejores condiciones de cumplir con el fallo. Incluso advirtió que si los funcionarios de Cristina Kirchner hicieran una mejor oferta antes de esa fecha estarían violando las leyes nacionales. “Ya hubo funcionarios argentinos que han sido procesados por tomar acciones respecto a la reestructuración de deuda que no estaban completamente autorizadas por la ley del país”, recordó.

 

Sumadas esas razones a la dificultad de conciliar los intereses nacionales con los de los holdouts, Blackman consideró que es “imposible” lograr un acuerdo tan complejo en apenas siete días. “Simplemente no puede ser hecho antes de fin de mes. (…) Pensamos que un stay aceleraría y facilitaría las cosas”, concluyó.

Deja un comentario