La votación en la Asamblea Universitaria

Tucumán

Desde las 8, no se puede circular por 25 de Mayo al 200, en pleno centro de San Miguel de Tucumán, debido a que a las 9.30 comenzó la asamblea universitaria que decidirá quién será el nuevo rector de la Universidad Nacional de Tucumán (UNT). El cónclave se realiza en el Centro Cultural Eugenio Flavio Virla.

 La conducción de la UNT durante el período 2014-2018 dependerá de 156 electores. Serán ellos quienes deberán optar entre alguno de los cuatro candidatos que aspiran a ocupar el sillón de Juan B. Terán: Alicia Bardón, Eduardo Coletti, Mateo Martínez y Eduardo Ruiz Pesce.

Las autoridades de la asamblea son Adela Seguí, decana de la Facultad de Derecho, y Ricardo Zelaya y Sergio Pagani, secretarios, decanos de las facultades de Medicina y de Ciencias Exactas, respectivamente. Los tres fueron electos luego de que el rector saliente Juan Alberto Cerisola diera un mensaje a todos los asambleístas.  

Alrededor de las 10, las consejeras estudiantiles de la Facultad de Ciencias Naturales Luciana Domínguez y Cecilia Gallo propusieron que el voto sea nominal. Inés Hael, de Derecho, el estudiante José D’Antuene, de Exactas, y Griselda Barale, de Filosofía y Letras, solicitaron que el voto sea secreto. Las posiciones se votaron y el resultado fue un triunfo por abrumadora mayoría del sufragio secreto, tal cual se hizo en elecciones anteriores.  

A las 10.15 arrancó la votación. Cada elector es convocado a un sector del auditorio, en el que escribe el nombre de su rectorable preferido y guarda el papel en un sobre. La urna se vaciará una vez concluido el listado y serán las autoridades de la Asamblea las que efectuarán el escrutinio, a la vista de todos. Los resultados se cargarán en tiempo real en una pantalla Led instalada en el escenario. Finalmente, se acabarán las especulaciones.

Para ganar en primera vuelta se necesita la mitad más uno de los votos (79, en caso de que el quórum sea perfecto). Parece difícil que alguno de los candidatos alcance esa cifra, lo que obligará a implementar un balotaje en el que participarán las dos fórmulas más votadas.

Fuente: La Gaceta.

 

Deja un comentario