Indec: en mayo cayeron las ventas en supermercados y shoppings

País

El presupuesto de las familias ha vuelto a dar muestras de pérdida de capacidad de compra de sus salarios, por la concurrencia de la erosión que provoca una tasa de inflaciónacelerada respecto de un año atrás, con el recorte de la jornada laboral en diversas industrias y servicios.

 

Como es habitual desde el informe correspondiente a enero, el organismo oficial de estadística ha dejado de calcular la variación en moneda constante y desestacionalizada de estas cadenas comerciales, como consecuencia del cambio de metodología para medir la inflación.

Sin embargo, si se toma una serie alternativa como la denominada inflación Congreso que se ubica en un rango próximo a 40% y se contempla que en los últimos doce meses la red de bocas de supermercados se amplió de 1.952 a 2.087, surge que la facturación de mayo de 14.439,2 millones de pesos significó un disminución promedio ajustada por establecimiento de 2,6 por ciento.

 

Mientras que en el caso de los shoppings, los 2.442,4 millones de pesos que sumaron los 36 centros que informaron sus transacciones al Indec el receso real fue de 8,9 por ciento.

LA BAJA PROMEDIO REAL DE LAS VENTAS SE ACENTUÓ A 3,5 POR CIENTO EN MAYO

El agregado de las facturaciones de los dos tipos de cadenas comerciales arrojó una baja promedio ponderado de 3,5% en comparación con un año atrás. Marca una profundización del receso que comunicó el organismo de estadística al cabo del primer trimestre por parte del conjunto delcomercio mayorista y minorista.

 

En el acumulado de los cinco meses la recesión en este canal de ventas se intensificó a 7,5% promedio por boca en los supermercados y 3,3% en los centros de compras, determinando una merma media de 6,9 por ciento.

DE 2% DE CAÍDA EN EL ÚLTIMO TRIMESTRE DE 2013, PASÓ A 3,1% EN EL PRIMERO DE ESTE AÑO Y 4% EN EL SEGUNDO

Fuerte reducción del empleo en los establecimientos

Casualmente, 6,9% fue el recorte promedio de la nómina de personal en supermercados. ElIndec detectó una reducción primaria en 500 personas en los últimos doce meses, a un total de 99.187 personas, equivalente a 0,5 por ciento. Pero mientras que un año atrás la dotación por local era de 51 personas, ahora se achicó a un promedio levemente superior a 47 puestos.

Se sabe que ningún establecimiento recorta tanto el personal si su actividad está en expansión o en el peor de los casos en estancamiento.

Y si bien en las empresas existe una vocación por incentivar al personal para que aumente su productividad, una contracción de casi 7% de la nómina sólo luce consistente con un cuadro recesivo que en el sector ya acumula tres trimestres consecutivos de receso: 2% en el cuarto de 2013; 3,1% en el primero del corriente año y se aproxima a 4% en el segundo.

Los crecientes índices de vacancia que se observan en locales de barrio que hasta el año pasado se dedicaban al comercio minorista en sus diversos rubros despeja la posibilidad de pensar que se esté frente a un escenario de pérdida de vitalidad de las cadenas comerciales, a favor de los puntos de aproximación a los hogares no vinculados con las empresas de supermercados y shoppings.

Comparte en ...Share on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Google+
Google+
0

Deja un comentario