Habló la madre de Bin Laden: “Fue un niño muy bueno hasta que le lavaron el cerebro”

Mundo, Noticias

Durante casi dos décadas, la familia de Osama bin Laden ha sido reacia a hablar de su miembro más conocido y odiado a nivel mundial. Ahora, a punto de cumplirse 17 años de los atentados contra las Torres Gemelas y el Pentágono, la madre del que fuera número uno de Al-Qaeda y cerebro del 11S ha accedido a conceder una entrevista a un periodista del diario británico The Guardian. Acompañada por sus otros dos hijos varones y por su esposo, Alia Ghanem ha hablado con Martin Chulov sobre cómo recuerda a su hijo y qué cree que sucedió para que acabase cómo lo hizo.

La madre de Osama bin Laden ha hablado con The Guardian sobre cómo era su hijo y cómo lo recuerda. (Foto: REUTERS/Pentagon)
Ghanem llegó a Arabia Saudí a mediados de los cincuenta y tuvo a su primer hijo, Osama, en 1957. Tres años después se divorció del padre, que ha llegado a tener más de 50 descendientes con 11 esposas distintas, y se casó con al-Attas, que “crió a Osama desde la edad de tres años. Era un buen hombre, y era bueno con Osama”, explica su mujer. La entrevista con la familia Bin Laden transcurre en la mansión que habitan en Jeddah. El reportero de The Guardian cuenta que además de la madre de Osama bin Laden están presentes dos de sus hermanastros, Ahmad y Hassan, su padrastro, Mohammed al-Attas, un observador del gobierno y el traductor. La otra hermanasta, Fátima, vive en París y ha mostrado su oposición a la entrevista.

Allí, sentada y rodeada de su familia, Alia Ghanem describe a su hijo como un niño bueno y amable que un día perdió el rumbo por culpa de quienes le rodeaban. De los atentados y de su radicalización no habla demasiado, prefiere recordar cómo era antes de todo eso. Aunque sí reconoce que su vida ha sido difícil por tener a su hijo mayor lejos de ella. “Era un niño muy bueno y me amaba mucho”, recuerda.

Fue cuando comenzó economía en la Universidad Rey Abdulaziz de Jeddah cuando la transformación comenzó, según ella. “La gente en la universidad lo cambió. Se convirtió en un hombre diferente. Fue un niño muy bueno hasta que conoció a algunas personas que prácticamente le lavaron el cerebro a los 20 años. Puedes llamarlo un culto. Recibieron dinero por su causa. Siempre le decía que se mantuviera alejado de ellos, y nunca me admitiría lo que estaba haciendo, porque me amaba mucho”, recuerda esta madre que, según otro de sus hijos, Ahmad, “lo amaba tanto” que “se niega a culparlo”.

Los hermanos de Osama, por el contrario, no parecen compartir la visión Ghanem. Hassan explica a The Guardian que “todos los que lo conocieron en los primeros días lo respetaban. Al comienzo, estábamos muy orgullosos de él. Incluso el gobierno saudita lo trataría de una manera muy noble y respetuosa. Y luego vino Osama el mujahid”.

Cuando el 11-S tuvo lugar, para ellos fue un auténtico mazazo. Ahmad confiesa que “fue una sensación muy extraña. Sabíamos desde el principio [que era Osama], dentro de las primeras 48 horas. Desde el más pequeño hasta el mayor, todos nos sentimos avergonzados de él. Sabíamos que todos íbamos a enfrentar horribles consecuencias. Nuestra familia en el extranjero regresó a Arabia Saudí”.

El numeroso clan de los bin Laden tuvo que volver al país tras los atentados. Se les prohibió viajar y Ahman señala que “intentaron todo lo que pudieron para mantener el control de la familia”. Ahora, 17 años después, pueden moverse con mayor libertad, pero la losa de ser familiares de Osama bin Laden sigue pesando sobre ellos.

A las esposas y los hijos del que fuera objetivo principal de Estados Unidos durante nueve años, hasta que fue localizado y asesinado, se les dejó volver pero no puede salir del reino. Ghanem cuenta que habla con las viudas de su hijo “la mayoría de las semanas” y que están cerca.

Con la figura de su hermano aún sobre ellos, el camino tomado por el hijo mayor de Osama, Hamza, de 29 años, les hace temer de nuevo lo peor para la familia. Según cuenta The Guardian, estaría en Afganistán y hace un año EEUU lo definio como “terrorista global”. Todo apunta que sigue los pasos de su padre. Hassan recuerda que oyó que su sobrino estaba diciendo que quería vengar a su padre. “No quiero volver a pasar por eso. Si Hamza estuviera frente a mí ahora, le diría, ‘Dios te guiará’. Piensa dos veces acerca de lo que estás haciendo. No retomes los pasos de tu padre”, reconoce.
Fuente: Yahoo Noticias

Deja un comentario