Gerardo Martino es el nuevo director técnico de la selección argentina

Deportes

Después de dos semanas de negociación, se llegó a un acuerdo entre las partes y Gerardo “Tata” Martino se convirtió en el nuevo director técnico de la selección argentina.

El vínculo del Tata con la selección será hasta el final de las próximas eliminatorias, con renovación automática en caso de clasificar al Mundial de Rusia 2018, el gran objetivo del nuevo ciclo. El proyecto del ex DT de Newell’s y Barcelona también incluirá al fútbol juvenil.

Lo confirmó José Lemme, tesorero de AFA y presidente de Defensa y Justicia, antes de entrar a la reunión de comité ejecutivo. La presentación será el jueves, a las 13, en el predio de Ezeiza.

Martino, de 51 años, llega a la selección con un cuerpo técnico de su confianza: Elvio Paolorroso (preparador físico) y Jorge Pautasso (ayudantes de campo). El debut será el próximo 3 de septiembre, ante Alemania, en Düsseldorf. La próxima semana tiene que dar a conocer su primera lista de convocados.

En cuanto a su injerencia en el fútbol juvenil, la idea es la de respetar los contratos vigentes hasta 2015, por lo que se planteó una convivencia con la estructura que ahora tiene al frente del sub 20 a Humberto Grondona. El gran objetivo en este sentido son los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016.

Su carrera. El Tata comenzó su carrera como DT hace 16 años en Brown de Arrecifes en el ascenso. Luego, condujo a Platense e Instituto. En 2002, llegó al fútbol paraguayo y estuvo en Libertad y Cerro Porteño. Volvió en 2005 a la Argentina para asumir en Colón. Regresó a Libertad ese mismo año y, entonces, le llegó la primera gran oportunidad de su carrera: la selección de Paraguay, a la que llevó a los cuartos de final de Sudáfrica 2010, instancia en la que puse contra las cuerdas a España, luego campeón del mundo. Fue finalista de la Copa América 2011 y, después, en 2012, tomó Newell´s, el club de sus amores que sufría por el promedio. Lo sacó del pozo, lo llevó al título y a semifinales de la Libertadores, lo cual lo catapultó a Barcelona, donde tuvo un año frenético que terminó con solo un título: la Supercopa de España.

Comparte en ...Share on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Google+
Google+
0

Deja un comentario