Gallay-Klug fueron contundentes en el Beach Voley Tucumán

Tucumán

Pareció que lo tenía calculado, como varios remates que hizo con efectividad en la final femenina del Campeonato Sudamericano de beach voley. Segundos después de conquistar el título, Ana Gallay, le pidió el micrófono al animador y pidió silencio. 

 “¡Dale campeón, dale campeón!”, empezó a cantar. El público, que colmó el estacionamiento del hotel Hilton Garden Inn, se enganchó y el canto se tiñó de ovación.

“Ganar en casa es increíble. Poder compartir el ‘dale campeón’ se siente diferente”, describióGeorgina Klug, compañera de Gallay. La dupla argentina descubrió un mundo nuevo en Tucumán al conquistar el tercer título de la temporada sí, pero el primero juntas en casa. Las hermanas colombianas, Andrea y Claudia Galindo, no le encontraron la vuelta al partido y perdieron 2 a 0 (21-11 y 21-17). “Es difícil jugar una final y con Colombia. Siempre nos cruzamos antes en los torneos; supimos resolverlo bien y se dio el resultado que esperábamos”, reconoció Klug. El rendimiento de la dupla fue perfecto y terminaron invictas, pero por una razón basada en la intensa concentración. “Todos los partidos los jugamos al doscientos por ciento y por eso pudimos sacar diferencias”, afirmó Gallay, representante olímpica en Londres 2012.

Gallay y Klug, como habían solicitado, recibieron todo el apoyo del público que asistió masivamente a la última jornada al igual que la dupla finalista “albiceleste” en caballeros integrada por Pablo Bianchi y Julián Azaad. Los argentinos no tuvieron el mismo destino victorioso, ya que cayeron ante los primos chilenos Marco y Esteban Grimalt por 2 a 0 (21-10 y 21-17). Los trasandinos, la apuesta de Chile para los Juegos Olímpicos Río 2016, mostraron su calidad e inteligencia al recargar el juego en Bianchi, clave en el ataque.

 

Deja un comentario