Falleció Gabriel García Márquez

Mundo

El escritor y periodista, premio Nobel de Literatura, tenía 87 años; falleció en la ciudad de México, donde vivía desde hacía más de tres décadas. Una de las plumas fundamentales de la literatura hispanoamericana. Entre 1955 y 2010 publicó 42 libros, entre novelas, cuentos y crónicas periodísticas; algunos, emblemáticos como Cien años de soledad, Crónica de una muerte anunciada o Relatos de un náufrago.

 El premio Nobel de Literatura en 1982, Gabriel García Márquez, de 87 años, falleció hoy en su casa de esta ciudad.

Afincado en México desde hacía más de tres décadas , el destacado escritor vivió sus últimos años retirado de la vida pública y en sus escasas apariciones prefirió no hacer declaraciones a la prensa.

El colombiano es considerado una de las principales plumas de la historia de la literatura en español y autor de algunas de las novelas más aplaudidas del siglo XX, como su obra cumbre, Cien años de soledad (1967).

Gabo o Gabito -como lo llamaban sus amigos y sus hermanos- recibió numerosos reconocimientos, además del Nobel, a lo largo de su carrera, entre los que se destacan: el Premio Dimitrov de Bulgaria, la Condecoración del Águila Azteca de México y la Orden Félix Varela de primer grado de Cuba. Asimismo la Universidad de Columbia le otorgó el doctorado honoris causa y el gobierno francés lo galardonó con la Legión de Honor.

Nacido en Aracataca, un pequeño municipio del departamento de Magdalena, el escritor experimentó desde muy chico su acercamiento al mundo de las letras. Según él mismo contó en algunas entrevistas, se topó casi por casualidad con el clásico de la literatura Las mil y una noches, que sus abuelos tenían guardado. A partir de allí empezaría su amor por los libros y por la creación de mundos imaginarios.

En 1961, se instaló junto a Barcha y su pequeño hijo, Rodrigo- que entonces tenía dos años- en Nueva York, donde ejerció como corresponsal de Prensa Latina. Al poco tiempo se trasladó a México, donde nació su segundo hijo, Gonzalo.

El máximo exponente del realismo mágico- género literario que muestra lo irreal o extraño como algo cotidiano o común- se vio influenciado en su escritura por Ernest Hemingway, James Joyce, y Virginia Woolf, pero, sobre todo, por William Faulkner, al que definió como su “maestro” en su discurso al recibir el Nobel.

El mundo de las letras y del periodismo llora hoy la pérdida de uno de sus maestros, pero los mundos mágicos y reales permanecerán en cada uno de sus lectores.

LA RELACIÓN DE GABO CON LA POLÍTICA

García Márquez se autodefinía como socialista, lo que no le impidió desarrollar un fuerte lazo de amistad con el presidente Bill Clinton , quien confesó ser un gran lector de sus libros y lo calificó como su “escritor favorito”.

En una entrevista concedida en 1983, Gabo aseguró no ser comunista. “No lo soy ni lo he sido nunca, ni tampoco he formado parte de ningún partido político”, dijo, aunque confesó que el modelo de gobierno que prefería era el socialismo: “Quiero que el mundo sea socialista y creo que tarde o temprano lo será”.

El intelectual fue simpatizante y apoyó la revolución cubana de 1959, año que conoció a Fidel Castro , aunque su amistad con él se forjaría años después. Escribió numerosos artículos elogiando el modelo cubano y la figura de Fidel y oponiéndose al bloqueo de Estados Unidos; entre los que cobró notoriedad “Cuba de cabo a Rabo”, donde aseveraba que en la isla no había prostitución, pobreza, ni delincuencia.

 La vida de Gabriel García Márquez y su legado literario nunca se desligó del periodismo. Sus inicios en el oficio se remontan a su llegada a la capital colombiana, Bogotá, en el año 1943, cuando aún era un adolescente.

En medio del frío de la ciudad y lejos de su tierra natal, García Márquez comenzó a escribir algunos poemas durante el secundario y, quizás sin saberlo, reafirmó de a poco su amor por la literatura. Al terminar el secundario, en 1946, decidió estudiar Derecho y por eso se inscribió en la Universidad Nacional de Colombia, aunque nunca terminó la carrera.

LOS INICIOS

El 13 de septiembre de 1947 su primer cuento, “La tercera resignación”, fue publicado en las páginas del suplemento Fin de Semana del periódico El Espectador. García Márquez tenía 20 años.

Seis semanas después, en el mismo diario, fue publicado “Eva está dentro de su gato”.

En abril de 1948 el asesinato del candidato presidencial Jorge Eliécer Gaitán, en Bogotá, provocó una era de violencia sin precedentes en el país, e hizo que el joven Gabriel volviera a la ciudad de Cartagena, no sin antes haber participado en las protestas que desencadenó el hecho. La ola de violencia que derivó del asesinato tuvo su reflejo en sus obras.

Ya en Cartagena, el recién fundado periódico El Universal le brindó una columna diaria para imprimir sus letras.

A su regreso a Barranquilla en 1950 por petición de su madre, García Márquez se convirtió en colaborador de El Heraldo, periódico de esa ciudad. Tanto en El Heraldo como en El Universal, usó el seudónimo Septimus. Ese mismo año participó en una revista de corta vida llamada Crónica.

Posteriormente, de nuevo en Cartagena, continuó escribiendo para El Heraldo y El Universal, y decidió que su vida estaría dedicada a la literatura.

Para 1951 publicó otro cuento en El Espectador titulado “Nabo, el negro que hizo esperar a los ángeles”, y tuvo lista la primera versión de La Hojarasca, novela que fue rechazada por la editorial Losada.

Un año después García Márquez se quedó sin trabajo y terminó vendiendo libros; sin embargo, su vida como periodista no había terminado.

GARCÍA MÁRQUEZ, REPORTERO

Animado por su amigo y escritor, Álvaro Mutis, Gabo decidió viajar de nuevo a Bogotá en busca de mejores oportunidades, y El Espectador, el periódico donde publicó por primera vez, lo contrató.

Así se abrió paso como periodista, donde inició con cuentos, continuó con la crítica de cine y llegó a ser reportero, oficio que practicó durante años viajando por todo el país.

Su primer reportaje periodístico, titulado “El relato de un náufrago”, impulsó su carrera. En él contó la historia de un tripulante de un buque militar que cayó en alta mar y sobrevivió diez días a la deriva.

La dedicación y su capacidad para contar historias lo llevaron a ser corresponsal en Europa, pero mientras estuvo allí el gobierno colombiano de la época decidió cerrar El Espectador y Gabo se quedó sin dinero. Volvió a finales de 1957 a Colombia.

Tras su matrimonio con Mercedes Barcha, viajó a la ciudad de Caracas, Venezuela, para trabajar en dos revistas: Momento y Venezuela Gráfica.

LA REVOLUCIÓN, EL ÉXITO Y LA FUNDACIÓN DE NUEVO PERIODISMO

En el 59, en medio del triunfo de la Revolución Cubana, él y un gran amigo suyo fueron nombrados directores de la agencia de noticias Prensa Latina. Un año fue suficiente para tomar la decisión de trabajar en La Habana, Cuba, en la sede central de esa agencia de noticias.

Trabajando para Prensa Latina, García Márquez estuvo un corto período en Nueva York, pero la presión anti castrista lo obligó a desplazarse a México D.F., donde se desempeñó como editor de las revistas La Familia y Sucesos para Todos.

Pero años después quiso ser guionista. En el momento de adversidad, García Márquez fue reclutado por la agencia de publicidad Walter Thompson, y allí se desempeñó como publicista por casi dos años.

Corría el año 66 cuando Cien años de soledad comenzó a gestarse en su brillante mente. Fue un éxito.

Ya consolidado como uno de los escritores más representativos de América latina, Gabriel García Márquez se asoció con varios escritores y periodistas colombianos para lanzar la revistaAlternativa, de periodismo de izquierda, que circuló desde 1974 hasta 1980 en su país natal.

Y no fue sino hasta la década del 90, específicamente en 1994, que García Márquez inauguró laFundación para el Nuevo Periodismo Iberoamericano (FNPI) , que en 2012 publicó Gabo Periodista, una selección de sus mejores notas y reportajes..

Cronología de sus obras: 

  • 1955.- “La hojarasca”
  • 1961.- “El coronel no tiene quien le escriba”
  • 1962.- “La mala hora”
  • 1962.- “Los funerales de la Mamá Grande”
  • 1967.- “Cien años de soledad”
  • 1968.- “Isabel viendo llover en Macondo”
  • 1968.- “La novela en América Latina: Diálogo” (junto a Mario Vargas Llosa)
  • 1970.- “Relato de un náufrago”
  • 1972.- “La increíble y triste historia de la cándida Eréndira y de su abuela desalmada”
  • 1972.- “Ojos de perro azul”
  • 1972.- “El negro que hizo esperar a los ángeles”
  • 1973.- “Cuando era feliz e indocumentado”
  • 1974.- “Chile, el golpe y los gringos”
  • 1975.- “El otoño del patriarca”
  • 1975.- “Todos los cuentos de Gabriel García Márquez: 1947-1972”
  • 1976.- “Crónicas y reportajes”
  • 1977.- “Operación Carlota”
  • 1978.- “Periodismo militante”
  • 1978.- “De viaje por los países socialistas”
  • 1978.- “La tigra”
  • 1981.- “Crónica de una muerte anunciada”
  • 1981.- “Obra periodística”
  • 1981.- “El verano feliz de la señora Forbes”
  • 1981.- “El rastro de tu sangre en la nieve”
  • 1982.- “El secuestro: Guión cinematográfico”
  • 1982.- “Viva Sandino”
  • 1985.- “El amor en los tiempos del cólera”
  • 1986.- “La aventura de Miguel Littín, clandestino en Chile”
  • 1987.- “Diatriba de amor contra un hombre sentado: monólogo en un acto”
  • 1989.- “El general en su laberinto”
  • 1990.- “Notas de prensa, 1961-1984”
  • 1992.- “Doce cuentos peregrinos”
  • 1994.- “Del amor y otros demonios”
  • 1995.- “Cómo se cuenta un cuento”
  • 1995.- “Me alquilo para soñar”
  • 1996.- “Noticia de un secuestro”
  • 1996 – “Por un país al alcance de los niños”
  • 1998.- “La bendita manía de contar”
  • 1999.- “Por la libre: obra periodística (1974-1995)”
  • 2002.- “Vivir para contarla”
  • 2004.- “Memoria de mis putas tristes”
  • 2010 – “Yo no vengo a decir un discurso”

Deja un comentario