Este será un 25 de Mayo con mayor contenido político

País

Será una celebración más corta, austera y con mayor contenido político. Esta vez no habrá grúas de las que cuelguen bailarines ni shows de los grupos Fuerza Bruta o Prix D’Ami, tradicionales en los festejos de la década kirchnerista.

 Con Teresa Parodi como nueva ministra de Cultura, recién asumida, la Casa Rosada ideó una fiesta para celebrar el 25 de Mayo con mayor contenido político, para que la presencia de Cristina Kirchner y su discurso sean el eje central de la convocatoria.

No habrá shows de bandas convocantes como en años anteriores. Esta vez, desde el nuevo ministerio se planificó que sólo habrá artistas invitados para tocar 25 canciones representativas de la democracia.

“Lo que queremos es que la atención se centre en la Presidenta y no en los artistas. Será más político que otros años”, describe una fuente al tanto de los preparativos.

En esta ocasión, el jefe de la Unidad Bicentenario, Javier Grosman, encargado de todos los shows oficialistas, tendrá menos injerencia, una novedad que se da luego de que la Presidenta creara hace dos semanas el Ministerio de Cultura y desplazara al anterior titular del área, Jorge Coscia.

Grosman había llenado casi por completo el protagonismo en los festejos kirchneristas, a instancias de los pedidos de Cristina, y fue ocupando espacios tradicionalmente del área de Cultura. Pero ahora la Presidenta quiso dejar a Teresa Parodi al mando y la funcionaria eligió un esquema de presentación diferente.

Sólo se repetirá de los años anteriores el momento del himno nacional, interpretado por los Granaderos y Choque Urbano. A Grosman le quedó esta vez sólo la parte operativa: dispuso un dispositivo de luces sobre la Casa Rosada y un final de fuegos artificiales.

Cristina Kirchner hablará entre las 18.30 y las 19, y abrirá la convocatoria, que oficialmente está pautada para las 16. Pero en la previa no habrá recitales, sino una animación por parte de los chefs de Cocineros argentinos, el programa de la TV Pública, y espectáculos del canal para chicos Paka Paka.

Las 25 canciones que representarán los hitos de la democracia serán interpretadas por bandas como La Bersuit, que tocará un solo tema: “La argentinidad al palo”. Otros estarán interpretadas por Juan Carlos Baglietto, Silvina Garré, Susana Rinaldi, Patricia Sosa, Litto Nebbia, Fabiana Cantilo, Víctor Heredia, Pedro Aznar, Kevin Johanssen, Hilda Lizarazu, Sandra Mihanovich, Alejandro Lerner y Gladys, la Bomba Tucumana. Todos cantarán después de las palabras de la Presidenta.

EL REGRESO AL TEDEUM

Previo al acto político, la jefa del Estado enfrentará el reto de volver al tedeum en la catedral porteña, tradición que discontinuó Néstor Kirchner por su enfrentamiento con Jorge Bergoglio.

Será a las 12 y la recibirá el arzobispo de Buenos Aires, cardenal Mario Poli. Al concluir la ceremonia se rezará una oración por la paz, al igual que en todos los templos católicos, como lo recomendaron los obispos en su última asamblea plenaria.

Una hora y media más tarde, la Presidenta hará el besamanos en el Salón Blanco de la Casa Rosada con el cuerpo diplomático extranjero y los funcionarios. Luego, irá a Olivos y regresará para su discurso de la tarde.

Como todo mensaje presidencial, las líneas centrales se las reserva la Presidenta, aunque en el Gobierno especulaban ayer con la idea de que insistirá en reclamarle a su sucesor mantener los ejes de su modelo, una estrategia discursiva que ya viene usando con frecuencia desde que hace tres semanas habló por primera vez del fin de su mandato.

El secretario general de la Presidencia, Oscar Parrilli, gasta por estas horas los teléfonos para asegurarle a Cristina una Plaza de Mayo repleta por parte de las organizaciones políticas oficialistas y los intendentes del conurbano. Se movilizarán los gobernadores, sobre todo aquellos que intentan posicionarse para el próximo turno electoral.

“Sin bandas convocantes, volvemos a hacer un acto político. Los que vendrán lo harán por Cristina”, explicó uno de los hombres encargados de la convocatoria.

La semana pasada, el propio Parrilli se fue hasta el Congreso para reunirse con el bloque oficialista e instarlos a movilizar para el domingo.

 

Deja un comentario