En la Fiesta del Vino Patero: un borracho le pegó una piña al intendente Domingo Amaya

Tucumán

Oscar González, el albañil de 60 años que fue detenido ayer traspegarle una trompada al intendente de la capital de Tucumán, Domingo Amaya, declara esta mañana ante una fiscalía de los tribunales de la ciudad de Monteros, en el sur de la provincia asi lo informaron portales de noticias en Buenos Aires.

 

La agresión a Amaya ocurrió en el pueblo de Amaicha del Valle, a 165 kilómetros de la capital provincial, durante la celebración de la XV Fiesta del Vino Patero y la Mistela, de la que el intendente había sido nombrado padrino.

“El hombre estaba muy ebrio, por ese motivo después de la agresión intervino la Policía y se lo llevó a la comisaría. Se lo consultó a la fiscalía, que aconsejó aprehenderlo”, dijo a una radio local el comisario Guido Salas, jefe de la Unidad Regional Oeste de la Policía de Tucumán, en referencia al agresor Gonzalez, quien es vecino de Amaicha.

Según testigos del hecho, González se acercó Amaya en medio de la fiesta y, sin mediar palabras, le encajó un puñetazo en la nariz. Desconcertado, el intendente solo atinó a preguntar: “¡Eh!, ¿Pero porqué me pegás?”.

Horas más tarde, Amaya emitió un comunicado en el que expresó que “la agresión inesperada y traicionera que sufrí por parte de un desconocido en el pueblo de Amaicha del Valle no hace más que reafirmar mi convicción de seguir al frente de la lucha en contra de todos los flagelos que padecemos los tucumanos”.

Sin embargo, tanto el intendente como sus colaboradores evitaronvincular el hecho con la interna del peronismo local, en la que Amaya pretende posicionarse como una alternativa a los candidatos que eventualmente apoye el gobernador José Alperovich.

Deja un comentario