El proyecto K: “una ley para prohibir los piquetes”

País

El autor de la iniciativa que pretende regular las protestas, el diputado chaqueño Juan Manuel Pedrini, explicó cuáles serán las manifestaciones permitidas y cuáles no. “Este proyecto no pretende criminalizar los piquetes”, aclaró el legislador.

 En su discurso de apertura de sesiones en el Congreso, la presidente Cristina Kirchner hizo un llamado a que se sancionara una norma de “convivencia ciudadana” porque -afirmó- “no puede ser que diez personas corten una calle, por más razones atendibles que tengan y que no pase nada”.

 

La jefa de Estado aseguró en aquella oportunidad: “Todos tenemos derecho a protestar, pero tenemos que respetar también a los demás ciudadanos”. Y exclamó antes de los aplausos: “Tenemos que lograrlo entre todas las fuerzas políticas”.

 

Ante este giro de 180 grados del kirchnersimo, Juan Manuel Pedrini, diputado nacional chaqueño y ex ministro de Gobierno de Jorge Capitanich cuando era gobernador, presentó un proyecto de ley que propone reglamentar las protestas callejeras. El texto diferencia las manifestaciones “legítimas” de las “ilegítimas”, lo que ya generó controversias en algunos sectores de la oposición.

 

“De acuerdo con el proyecto, hay una protesta legítima y una ilegítima. La primera es en la que se notifica con 48 horas de antelación en cualquier sede policial. Es en la que no hay una obstrucción total del tránsito y se permite el normal desarrollo de transporte público. Además, tiene una cobertura obligatoria en los medios de comunicación estatales”, explicó Pedrini en diálogo con Vorterix. “Muchas veces se dice que se hace un corte porque de lo contrario un determinado problema no tendría visibilidad. Con esto se solucionaría esta razón por la que se hacen cortes”, añadió. En las protestas legítimas, los manifestantes tienen que tener la custodia de la Policía, quienes deben proteger a los que protestan de la “ira pública”.

 

En contraposición, el legislador explicó cuáles son los piquetes “ilegítimos”. “Son aquellos en los que hay manifestantes por un lado y las fuerzas de seguridad por otro. Acá se incluye la figura de mediador, que deber ser un civil y que debe tratar de encausar la demanda que tienen los manifestantes. Debe conversar con ellos y tratar de que se levante el piquete. Para eso tiene dos horas. Luego tiene otras 48 para responder a un responsable o un superior”, detalló.

El proyecto kirchnerista, establece, entre varias cosas, que una manifestación ilegítima “puede ser dispersada por las fuerzas de seguridad” para garantizar derechos de terceros, y que los efectivos podrán utilizar “armas no letales” como defensa.

Pedrini aclaró que pretenden reglamentar las protestas en toda la Argentina. “No sólo los piquetes que se dan en la Capital Federal”, agregó. Además, señaló que la iniciativa no contempla sanciones ni penas. “En este proyecto no podemos hablar de una criminalización de la protesta ni de penas que no están previstas en el texto del mismo. Sí de una convivencia social durante la manifestación”, sostuvo.

 

 

Comparte en ...Share on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Google+
Google+
0

Deja un comentario