El divorcio más caro del mundo

Mundo

Deberá pagarle 4500 millones de dólares a su ex mujer. Es lo que le exige una sentencia judicial al ruso Dimitri Rybolovlev, dueño del club de fútbol AS Mónaco; cuáles son los antecedentes.

 El magnate ruso Dimitri Rybolovlev , propietario del club de fútbol AS Mónaco, deberá pagar a su ex mujer Elena Rybolovlev una indemnización por divorcio de 4500 millones de dólares, según ordena una sentencia judicial suiza de primera instancia.

El tribunal de primera instancia de Ginebra -ciudad donde vive la mujer- le otorgó la mitad de la fortuna del empresario a Elena Rybolovlev, después del juicio celebrado el 13 de mayo, informó ayer el diario Le Temps.

Los magistrados otorgaron a Elena un total de 4.020.555.987,20 francos suizos, así como la custodia de la hija menor de ambos, Anna, de 13 años, nacida y educada en Suiza. La pareja también tiene una hija adulta, Ekaterina.

Además del dinero, el empresario ruso tendrá que entregar a su ex esposa algunas obras de arte y joyas compradas durante su vida en común. El fallo también le concede a Elena una propiedad por un valor de 130,5 millones de francos (146 millones de dólares) situada en Gstaad, Suiza, donde la pareja tenía dos lujosos chalets, y dos propiedades en la suntuosa área de Ginebra conocida como Cologny, donde la pareja tuvo su residencia.

El veredicto fue dictado por un tribunal de primera instancia, por lo que puede ser apelado.

Tras 23 años de matrimonio, contraído en Chipre en 1987, la pareja se disputaba desde 2008 las condiciones de su divorcio. Elena solicitaba varios miles de millones de dólares al dueño del AS Mónaco, cuya fortuna se estima en 9000 millones de dólares.

El abogado de la ex esposa, Marc Bonnant, dijo que se trataba del “divorcio más caro de la historia'”, una cantidad sin precedente para los multimillonarios suizos o rusos, pero indicó que esperaba una apelación dentro de 30 días.

DINERO Y DISPUTAS

Rybolovlev hizo fortuna con la venta de Uralkali, uno de los mayores fabricantes de potasio del mundo, lo que lo convirtió en el “rey de los fertilizantes”. En 2011 compró el club de fútbol de Mónaco y se instaló en el principado.

Asimismo, el oligarca ruso es propietario de la isla griega Skorpios, que perteneció a la familia Onasis, de la casa de Miami propiedad del millonario norteamericano Donald Trump y de la vivienda de Will Smith en Hawái, entre otras.

Elena denunció en enero en una entrevista concedida a la revista suiza Bilan que desde la petición de divorcio tenía detectives privados siguiéndola constantemente y deseó que su divorcio “terminara de manera civilizada”.

Sin embargo, la policía de Chipre la interrogó en febrero por el robo de un anillo de diamantes, valorado en varios millones de euros, que pertenecía a un fondo destinado a las dos hijas de la pareja.

La policía chipriota detuvo a la mujer, cuando aterrizaba en el aeropuerto de Larnaca, para interrogarla posteriormente en la ciudad de Limasol, si bien la puso en libertad poco después sin cargos.

Dimitri y Elena se conocieron en la entonces ciudad soviética de Perm, en los Urales, cuando estudiaban en la facultad de Medicina.

En plena campaña contra los oligarcas, la pareja se instaló en Ginebra en 1995. El multimillonario ruso pasó un año después 11 meses de prisión en Perm, acusado de encargar el asesinato de un industrial, si bien fue finalmente absuelto ante la ausencia de pruebas. Esto supuso el inicio de los problemas del matrimonio.

“Mientras yo adoptaba el estilo de vida helvético, mi marido rechazaba occidentalizarse. Nunca participó en la vida social y cultural de la ciudad”, se lamentaba Elena en la revista Bilan.

En 2011, Dimitri se instaló en Mónaco, donde compró el 66,67% de las acciones del club en quiebra de la ciudad. A golpe de talonario, consiguió que el AS Mónaco ascendiera a la primera división de la liga francesa, donde quedó segundo en la temporada 2013/2014.

Elena consiguió en marzo de 2010 el embargo provisional de los principales bienes suizos de Dimitri, quien impugno esta decisión ante la corte suprema suiza que debe aún pronunciarse.

OTROS DIVORCIOS COSTOSOS

 

  • Alec Wildenstein (comerciante de arte) y Jocelyn Wildenstein: 2,5 millones de dólares.
  • Rupert Murdoch (magnate de medios) y Anna Torv: 1700 millones de dólares.
  • Bernie Ecclestone (presidente de la Fórmula 1) y Slavica Ecclestone: 1,2 millones de dólares.
  • Adnan Khashoggi (empresario) y Soraya Khashoggi: 850 millones de dólares.
  • Craig McCaw (magnate de la industria a de la telefonía móvil) y Wendy McCaw: 500 millones de dólares.
  • Mel Gibson (actor y director) y Robyn Moore: 425 millones de dólares.
  • Roman Abramovich (empresario) y Irina Vyacheslavovna: 300 millones de dólares.
  • Michael Jordan (ex estrella de básquetbol) y Juanita Vanoy: 168 millones de dólares.
  • Tiger Woods (jugador de golf) y Elin Nordengren: 110 millones de dólares.

 

Comparte en ...Share on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Google+
Google+
0

Deja un comentario