Crimen de las turistas francesas: hay 17 policías acusados de torturar a los acusados

País

Durante los casi tres meses que duró el juicio por el doble crimen de las turistas francesas, se habló de torturas y apremios por parte de la Policía de la provincia de Salta, particularmente a dos de los imputados, hoy sobreseidos, Santos Clemente Vera y Daniel Vilte Laxi. Ambos, en reiteradas oportunidades, indicaron que fueron sometidos a torturas para declararse culpables.

 En 2011, cuando se imputó el crimen a Vera y Vilte Laxi, junto al condenado Gustavo Lasi, los policías que participaron de la investigación fueron condecorados y ascendidos. Esta vez, 17 de esos efectivos han sido separados, luego de que la Justicia los procesara por apremios ilegales.

“Queremos que se esclarezca lo antes posible, es muy grave lo sucedido y atenta con todos los cambios que venimos realizando en la Policía. No queremos que se vulnere ningún derecho”, afirmó a LA GACETA Alejandro Cornejo D’Andrea, ministro de Seguridad de Salta.

Premios y castigos

Cassandre Bouvier y Houria Moumni fueron asesinadas en julio de 2011 en el “mirador” de la Quebrada de San Lorenzo. El entonces juez de Instrucción Martín Pérez acusó a Lasi, Vilte Laxi y a Vera de haber robado, abusado sexualmente y asesinado a las turistas. El gobernador de Salta, Juan Manuel Urtubey, premió a los policías que habían investigado el caso.

El 2 de julio, los camaristas Ángel Longarte, Bernardo Ruiz y Carlos Pucheta condenaron a Lasi a 30 años de prisión y absolvieron a los otros dos acusados. 

Durante el juicio oral quedó en evidencia que Vilte Laxi y Lasi, y al menos otros dos sospechosos que tuvo la causa, fueron torturados para hacerse cargo del doble crimen. Una causa judicial había sido abierta en la Justicia, pero el procesamiento de los policías había sido cuestionado.

Tras el fallo, el Juzgado de Transición de la Iª Nominación resolvió el procesamiento, en la causa caratulada “Apremios ilegales agravado por el uso de violencia, en contra de Francisco Tejeda, Daniel Vilte Laxi, Nelson Ricardo Vilte Laxi y Gustavo Lasi”.

Ante esto, el Gobierno salteño resolvió separar a los 17 efectivos sospechados. “Los policías suspendidos están realizando trabajo administrativo interno de civil, sin uniforme, sin credencial, sin arma”, dijo el ministro.

“El hecho de separarlos de la fuerza significa que entregan su arma, su credencial y no pueden trabajar hasta que se resuelva su situación”, dijo la oficial Marina Burgos del área de prensa de la Policía de Salta. “Estos casos se deben resolver en, aproximadamente, 30 días. Pero como hablamos de 17 imputados, y de reunir pruebas, quizás se demore un poco más”, agregó.

El abogado de Daniel Vilte, Marcelo Arancibia comentó que la decisión de suspenderlos e investigar a los policías es correcta y que se debería haber hecho hace tiempo. “Más vale tarde que nunca”, aseguró.

Nueva ley policial

Cornejo D’Andrea comentó que hace una semana se reglamentó la nueva ley orgánica de la Policía. “La vieja era del año 1969. Esta nueva reglamentación tiene una visión moderna de la fuerza y posee muchos controles internos”, dijo.

La nueva legislación crea una oficina de Asuntos Internos, a cargo de Carlos Cayetano Oliver, que lleva adelante los sumarios administrativos, en paralelo a la investigación judicial.

En Salta hay aproximadamente 10.500 efectivos. Según Cornejo D’Andrea, los casos de apremios son minoría dentro de las irregularidades de la Policía y que siempre fueron detectados por la misma fuerza.

 

Deja un comentario