Congreso: La joven que denunció haber sido violada en un boliche fue amenazada de muerte

País

En la noche en que abusaron de Camila en el boliche “Le Click”, hubo una persona que la ayudó, le prestó asistencia y le dio su celular para que se comunique.

Esta persona se mantuvo en contacto con Camila y creó un grupo de WhatsApp con personas que suelen asistir a esas fiestas alternativas.

Andrés Bonicalzi, abogado de la fundación AVIVI, explicó cómo, a partir de esto, se generó la amenaza: “En un primer momento esta gente pedía justicia y la acompañaba. Luego este grupo se desarmó, empezaron a insultar a Camila y una persona hizo público en las redes sociales su celular, de bronca y a los efectos de que la insulten. Uno de estos insultos se concretó en un audio, que tiene en estos momentos la fiscalía. Fueron concretas (las amenazas): que la van a buscar y en cuanto ella recorra estos lugares alternativos la van a matar a ella y a la testigo, Macarena, que está declarando desde la semana pasada”.

“Hay una persona que tenemos identificada con nombre y apellido, pero han sido múltiples las amenazas, y hablo de decenas mediante las redes sociales”, advirtió el abogado.

Sobre el origen de estos mensajes, Bonicalzi no pudo precisar si se trataba exclusivamente de jóvenes con bronca o si estaban alentados por los dueños y organizadores de las fiestas: “Uno no tiene la definición exacta de si son jóvenes dispuestos a cualquier cosa o si por detrás hay un trasfondo vinculado a un poder económico que tiene que ver con los empresarios de la noche. Se ha creado un grupo dentro de esta ‘tribu’ que ha salido a defender de formar brutal este tipo de fiestas y al explotador de la misma”.

El abogado también informó que a partir de las denuncias realizadas por este caso, cerraron varios boliches ya que no estaban en condiciones de funcionar: “Cuando un caso se hace público, empiezan a trabajar más atentamente. Lo ideal hubiera sido que los inspectores actúen de forma preventiva”.

Deja un comentario